Tripoli. Los enfrentamientos estallaron este jueves en varias ciudades de Libia, luego de que la oposición convocó a un día de protestas, indicaron ciudadanos locales, mientras que los partidarios del líder libio Muammar Gaddafi marcharon en la capital.

Un residente en la ciudad de Bengasi, al este del país, dijo que al menos cinco personas habían muerto en hechos de violencia en ciudades cercanas, pero con las líneas de telefóno sin funcionar y el acceso limitado para periodistas, era imposible establecer una cifra de muertos exacta.

Opositores de Gaddafi que se comunicaron de forma anónima por internet o desde el exilio instaron a los libios a salir a las calles el jueves para tratar de emular las revueltas populares que derribaron a los viejos líderes de los vecinos Túnez y Egipto.

En la capital del país exportador de petróleo no había señales de manifestaciones, de acuerdo a un periodista de Reuters, aparte de los partidarios de Gaddafi en la Plaza Verde de la ciudad, que gritaron "defendemos a Gaddafi!" y agitaron su retrato.

La fuente en Bengasi, quien dijo que había estado en contacto con gente en la ciudad cercana de Al Bayda, indicó que la cifra de muertos había aumentado a cinco. Dos hombres jóvenes murieron el miércoles y en enfrentamientos luego de su funeral fallecieron tres personas más, indicó.

Mas temprano, un residente en Al Bayda dijo a Reuters por teléfono "la situación aún es complicada (...) la gente joven no quiere escuchar lo que dicen los mayores".

Las conexiones telefónicas a la ciudad, que está a 200 kilómetros de Bengasi, no funcionaban el jueves por la noche y los funcionarios impedían que los periodistas volaran a Bengasi desde Trípoli.

El diario libio Quryna había informado previamente que el jefe de seguridad de la región había sido retirado del cargo por la muerte de manifestantes.

El grupo Human Rights Watch, con sede en Nueva York, dijo que las autoridades libias detuvieron a 14 activistas y escritores que estaban organizando las protestas antigubernamentales, mientras que las líneas telefónicas de algunas partes del país no funcionaban.

Desde distintas regiones llegaban extractos de información en una página de Facebook en árabe usada por los activistas opositores, pero las fuentes eran poco claras y era imposible verificar los detalles.

Un publicación reportó que manifestantes en Ar Rajban, cerca de la frontera con Argelia, incendiaron una sede del gobierno local. En Zenten, al sudoeste de Trípoli, un grupo de personas gritó "Vamos a ganar o morir", según otro post, que también tenía una fotografía de un edificio en llamas.