Ginebra. La comunidad internacional empezó a enviar equipos de emergencias el sábado para ayudar a Japón después de que el país sufriera un enorme terremoto y un tsunami.

En tanto, Naciones Unidas envió un grupo para ayudar en los trabajos de coordinación.

"Estamos en proceso de desplegar nueve expertos que están entre los más experimentados que tenemos para lidiar con catástrofes. Ayudarán a evaluar necesidades y a coordinar la asistencia con las autoridades japonesas", dijo Elisabeth Byrs, portavoz de la Oficina de Coordinación de la Asistencia Humanitaria de la ONU (OCHA, por su sigla en inglés).

El equipo de funcionarios de ayuda en situaciones de catástrofe de la ONU incluye a personas que hablan japonés y a un experto ambiental, agregó Byrs.

Una explosión se produjo en la planta nuclear de Fukushima, pero no sucedió en el contenedor del reactor, dijo el jefe de Secretaría de Gabinete de Japón, Yukio Edano, quien añadió que hubo una fuga de radiación en la planta operada por Tokyo Electric Power Co (TEPCO), pero que no se espera que sea grande.

Un terremoto de magnitud 8,9 -el mayor jamás registrado en Japón- generó un tsunami con olas de 10 metros que arrasó pueblos y ciudades en la costa noreste el viernes. Los medios japoneses estiman que al menos 1.600 personas han muerto.

La ONU anunció tarde el viernes que cuatro equipos extranjeros de búsqueda y rescate (de Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur y Estados Unidos) estaban en camino después de que Japón solicitara ayuda.

Byrs dijo el sábado que Singapur también va a desplegar un equipo urbano de búsqueda y rescate en Japón, mientras que Suiza anunció que enviaría un equipo de cerca de 25 expertos en rescate y médicos, acompañados por nueve perros rastreadores.

Gran Bretaña también dijo que enviaría ayuda, tras recibir una petición de Japón.

El equipo suizo estará encargado de buscar víctimas bajo los escombros dejados por el tsunami, dijo Toni Frisch, jefe de la Unidad de Ayuda Humanitaria Suiza, en una radio suiza.

La unidad suiza es un cuerpo de milicia con un contingente de al menos 700 personas listas para la acción, cuyas habilidades abarcan la ingeniería, la sismología, las telecomunicaciones y la cirugía de guerra.

Japón también pidió ayuda a Gran Bretaña, dijo el sábado el ministro de Relaciones Exteriores británico.

"En estas situaciones, Gran Bretaña puede ofrecer ayuda en la forma de equipos de búsqueda y rescate o en la identificación de víctimas", dijo el secretario de Relaciones Exteriores William Hague al canal BBC.

"Ahora nos han pedido alguna ayuda, estamos ultimando los detalles (...) y más tarde hoy se harán más anuncios acerca de esa (ayuda)", agregó.

Recientemente, Gran Bretaña envió expertos en búsqueda y rescate a Nueva Zelanda para ayudar tras el terremoto del mes pasado en Christchurch, en el que murieron al menos 166 personas.