Nueva York. Los fiscales de Nueva York se reunieron con los abogados del ex jefe del FMI Dominique Strauss-Kahn durante casi dos horas este miércoles sin una aparente resolución, mientras el caso de agresión sexual en su contra parece estar a punto de colapsar.

Ambas partes declinaron brindar detalles de la reunión. El New York Times reportó más temprano que iban a discutir si los cargos pueden resolverse mediante una absolución o una aceptación de culpabilidad.

"El proceso de investigación continúa y no se han tomando decisiones", dijo una portavoz del fiscal de distrito, una señal de que los fiscales creen que la evidencia física indica que sucedió un ataque pese a cualquier mentira que la querellante pueda haber dicho en el pasado.

La semana pasada, surgieron dudas en el caso cuando la fiscalía descubrió que la denunciante, de 32 años, mintió acerca de que había sido violada en Guinea en un pedido de asilo a Estados Unidos y de que cambió detalles de su relato sobre lo que hizo luego del incidente en la suite de un hotel de Strauss-Kahn.

"Tuvimos una reunión constructiva. Eso es todo lo que vamos a decir. No vamos a responder preguntas", dijo el abogado Benjamin Brafman a un grupo de periodistas al salir de la oficina del fiscal de distrito Cyrus Vance.

No estaba claro si el fiscal en jefe de Manhattan asistió a la reunión. Vance, un funcionario electo cuya reputación podría quedar expuesta en una causa de tanta repercusión, insistió en que su equipo actuó correctamente frente a las críticas de que se precipitó en el caso.

Strauss-Kahn salió del apartamento de Manhattan donde ha estado hospedado en un auto negro poco antes de que terminara el encuentro, con destino desconocido.

Un juez liberó a Strauss-Kahn de su arresto domiciliario y levantó las estrictas condiciones de su fianza el viernes, aunque aún persisten graves cargos en su contra, incluyendo agresión sexual e intento de violación.

Antes del escándalo, Strauss-Kahn, de 62 años, era considerado el favorito para la carrera presidencial de Francia.

La próxima aparición de Strauss-Kahn en la corte está programada para el 18 de julio.

Quien lo reemplazó en el Fondo Monetario Internacional, la ex ministra de Finanzas francesa Christine Lagarde, pidió a los medios que respeten la presunción de inocencia de Strauss-Kahn.

"La justicia está siguiendo su curso", dijo Lagarde al canal France 24. "Lo más importante es respetar la presunción de inocencia y creo que sería bueno que los medios también lo hagan", agregó.

Por su parte, defensores de los derechos de las mujeres respaldaron a la empleada del hotel, condenando a los medios y a los fiscales por "intentar dañar su reputación". También expresaron su apoyo a la escritora y periodista Tristane Banon, quien denunció a Strauss-Kahn en Francia.

El martes, en París, Banon presentó una denuncia acusando al político de intentar violarla durante una entrevista en su apartamento de la capital francesa en el 2003, cuando ella tenía 22 años.

Strauss-Kahn fue arrestado el 14 de mayo en el aeropuerto JFK de Nueva York y renunció poco después como director gerente del FMI.