Murcia. El alcalde de Lorca, una localidad de Murcia ubicada al sureste de España, Francisco Jódar, dijo este miércoles que los habitantes de la zona tienen miedo y no están dispuestos a volver a sus hogares, luego que horas atrás murieran diez personas tras registrarse un sismo superior a los 5 grados Richter.

"La gente no se atreve a entrar en sus casas y yo no puedo asegurarles que no haya un nuevo movimiento", dijo Jódar, según declaraciones que reproduce la edición online del diario español El País.

EL movimiento telúrico se produjo a las 17.05 horas con epicentro en la zona de La Olla y Lorca. "Después, lo que creíamos que era una réplica ha sido un nuevo terremoto de 5,1 grados, con el epicentro a 10 kilómetros de distancia. Lo normal tras un terremoto es que se sucedan las réplicas. Algunas de ellas se sienten y otras no. Esta vez no ha sido así, sino que se ha producido un nuevo terremoto", agregó Jódar, tras explicar que el primer sismo fue de 4,4 grados Richter.

Asimismo, el edil español explicó que se activaron de inmediato todas las alertas, "el 061, la Cruz Roja, los bomberos, la policía" tras el sismo.

La autoridad local dijo además que la telefonía móvil está presentando problemas y que ya se están tomando medidas para alojar a los damnificados.

"Hemos llamado a centros comerciales de aquí y de fuera para que nos suministren agua, comida, mantas, y hemos habilitado un teléfono de emergencias [900 117 816]", dijo el alcalde de Lorca.

Por último, Jódar no quiso especificar la cantidad de muertos tras el movimiento telúrico, señalando que "hay víctimas mortales pero no es prudente todavía decir el número exacto".