Madrid. Al menos 2.000 personas fueron evacuadas de la popular región turística de Valencia en España, mientras los peores incendios forestales vistos en más de una década se salían de control, generando que una enorme nube de cenizas llegara hasta la tercera ciudad más grande del país.

Los trabajos de extinción se centraban en proteger a las poblaciones cercanas a los focos y a Valencia, situada en la costa este española, de acuerdo a autoridades locales.

La mayoría de los residentes en la región de Valencia no estaba en riesgo, dijeron los servicios de emergencias. El aeropuerto de la ciudad aún estaba operando y no se habían reportado turistas afectados por los focos de incendios.

Las llamas ya han arrasado más de 45.000 hectáreas en ambos incendios, según el diario El País. Sin embargo otras estimaciones más conservadoras calculaban entre 20.000 y 30.000 hectáreas de superficie destruida.

Las autoridades valencianas no tienen previsto facilitar de manera oficial una cifra estimada de hectáreas quemadas hasta que los fuegos sean controlados y el Centro de Coordinación de Emergencias Valenciano sólo adelantó que eran "dos de los peores incendios desde hace años".

El primer incendio comenzó el jueves por la tarde en el término municipal de Cortés de Pallás y afecta a 12 municipios, mientras que el de Andilla, con otros 10 municipios perjudicados, se desató poco más de 24 horas después y se ha extendido a la provincia de Castellón.

Los fuegos se produjeron en medio de una ola de calor con máximas cercanas a los 40 grados que llevó a las autoridades a elevar el viernes a su mayor nivel el riesgo de incendios forestales en toda la comunidad.

Este domingo las condiciones meteorológicas mejoraron ligeramente pero la situación continuaba siendo complicada y la nube de humo de uno de los incendios se notaba incluso en la capital valenciana.

Cuarenta y siete medios aéreos y 2.000 terrestres participan en las labores de extinción de unos incendios que en ambos casos comenzaron por imprudencias, según investigaciones preliminares.

"Estamos creando una zona de protección para que el fuego no se adentre en la Calderona (...), frenar el fuego con medios aéreos y terrestres en la localidad de Higueruelas y evitar que las llamas se dirijan hacia las poblaciones de Llíria y Casinos", dijo el consejero de Gobernación de la Generalitat valenciana, Serafín Castellano, sobre el incendio de Andilla.

Los incendios han obligado a cortar varias carreteras comarcales de la zona por precaución y unos 2.000 residentes han sido evacuados en los últimos tres días, aunque muchos han podido regresar a sus viviendas, dijeron las autoridades.

Entre enero y mayo de 2012, se han producido en España 10 grandes incendios, los cuales con catalogados como de gran envergadura si queman más de 500 hectáreas.