La Coordinadora 25-S ha convocado una nueva protesta este sábado en Neptuno y la Puerta del Sol de Madrid con el objetivo de volver a rodear el Congreso, por tercera vez esta semana, y pedir la dimisión del Gobierno y el inicio de un proceso constituyente.

La jornada de protesta 29-S se celebra pocos días después de los enfrentamientos de este martes entre policía antidisturbios y algunos manifestantes, que dejaron 35 detenidos y 64 heridos, 24 de ellos agentes.

Al día siguiente, los manifestantes volvieron al mismo escenario para seguir protestando ante un Congreso de los Diputados vallado y muy custodiado por un gran número de policías.

La protesta de este sábado comenzó con pitadas ante el Congreso de los Diputados y la policía, mientras los manifestantes gritaban "manos arriba esto es un atraco" en medio de un fuerte dispositivo policial.

Por el momento no se habían registrado altercados.

En España, que afronta su segunda recesión en tres años y donde casi un cuarto de su población activa está en situación de desempleo, el número de protestas se ha incrementado en los últimos meses.

La manifestación 29-S tiene lugar el mismo día que el Gobierno presentó los presupuestos generales para el año que viene con fuertes recortes en áreas como sanidad, empleo, educación y turismo.

Aún así, el déficit público llegará al 7,4% del Producto Interior Bruto, según previsiones del Ejecutivo, que también dijo que España incrementará su endeudamiento en 2012 hasta 90,5% del PIB como consecuencia de las ayudas a las entidades financieras.