Cabo Cañaveral, EE.UU. Uno de los dos sistemas de refrigeración de la Estación Espacial Internacional se averió, provocando una serie de desconexiones de equipos para reducir la cantidad de calor generada a bordo, dijeron este domingo funcionarios de la NASA.

Los tres cosmonautas rusos y los tres astronautas de la NASA a bordo de la estación no corren ningún peligro, dijeron los controladores de vuelo de la NASA en un comunicado.

La tripulación, que estaba dormida en ese momento, fue despertada por las alarmas e inmediatamente empezó a apagar equipos para evitar la sobrecarga del circuito de refrigeración restante.

La desconexión, sin embargo, supone que muchos sistemas de la estación se encuentran ahora sin respaldos operativos.

"Está bastante claro que vamos a tener que actuar lo antes posible. Esto no es algo que queramos pensar de forma pausada", dijo un portavoz de la NASA, Rob Navias, en el Centro Espacial Johnson en Houston.

La estación, un proyecto de 100.000 millones de dólares de 16 países, tiene dos circuitos de refrigeración alimentados con amonio para disipar el calor generado por los equipos. Uno de ellos se paró tras un pico de potencia en un módulo de bombeo, necesario para canalizar el amonio a través de los cables.

La pérdida del sistema de enfriamiento provocó la paralización de varias piezas del equipo, incluyendo dos de los cuatro giroscopios de la estación, que mantienen el complejo orientado adecuadamente en órbita; uno de los dos sistemas de comunicaciones; uno de los dos sistemas de Global Positioning System (GPS) y transformadores eléctricos.

El domingo, los astronautas prepararon unas pinzas de arranque para garantizar que funciones de control claves en el módulo ruso Zarya tienen una fuente de alimentación de reserva.

La estación tiene dos módulos de bombeo almacenados si los ingenieros determinan que la unidad defectuosa tiene que reemplazarse. Una sustitución requeriría previsiblemente dos caminatas espaciales, dijo Navias.

Los ingenieros de vuelo Doug Wheelock y Tracy Caldwell Dyson han estado preparándose para una caminata espacial el jueves a fin de instalar parte de una nueva grúa robótica en el módulo Zarya y configurar la estación para un almacén que debe traer la tripulación del Discovery en noviembre, en uno de los últimos vuelos de transbordadores de la NASA.

Además de Wheelock y Dyson, la tripulación de la estación incluye al comandante Alexander Skvortsov, los cosmonautas Mikhail Kornienko y Fyodor Yurchikhin y la astronauta de la NASA Shannon Walker.