Miami. Cuatro miembros de la misma familia colombiana fueron acusados por un gran jurado federal de Miami de cargos por tratar de exportar 22 motores de aviones de combate F-5 a Irán, violando un embargo de Estados Unidos a tales transacciones, según un funcionario local.

Felipe Echeverry y tres de sus familiares conspiraron para vender los motores de avión por US$320.000 a un agente encubierto de Estados Unidos y aceptaron ayudar al agente a exportar los motores desde Miami a Irán a través de Panamá, según los alegatos de la acusación y una denuncia presentada anteriormente.

Se cree que Echeverry está en Colombia, pero los otros tres miembros de la familia, Diego Echeverri, Amparo Echeverri Valdes, y Carlos Alfredo Pantoja-Coral, fueron detenidos, dijeron funcionarios estadounidenses. Los nombres de los familiares se escriben de forma diferente en la acusación.

Los documentos divulgados por la fiscalía de Estados Unidos en el Distrito Sur de Florida dijeron que Echeverry publicó un anuncio de internet ofreciendo los motores del avión de combate en venta.

Un agente encubierto de Investigaciones de Seguridad Nacional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos haciéndose pasar por un corredor de bolsa respondió a la publicad mediante correo electrónico.

Desde enero hasta marzo del 2011, en una serie de reuniones y conversaciones, los demandados negociaron los términos de la pretendida venta con el agente, sabiendo que el destino final de los motores de avión era Irán, alegan la acusación y denuncia.

"Es crítico para la seguridad nacional de Estados Unidos que la tecnología sensible no pueda caer en manos peligrosas", dijo en un comunicado Anthony V. Mangione, Agente Especial a Cargo de Investigaciones de Seguridad Nacional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos.

Irán produce un avión llamado "Saegeh", que es compatible con los motores del avión de combate F-5, de acuerdo a la declaración jurada de la demanda. Irán y Venezuela son dos países que aún usan el avión de guerra F-5.

De ser condenados, los acusados enfrentan una pena máxima por cargo de 20 años para tres de los cinco cargos en su contra, cinco años en un cuarto cargo y diez años en un quinto.

El embargo estadounidense sobre Irán prohíbe la exportación de Estados Unidos a Irán de cualquier producto, tecnología, o servicios, con limitadas excepciones, a menos que se lo autorice en forma específica.