México D.F. De acuerdo a estadísticas del FBI, los ataques a migrantes en Estados Unidos han subido casi 50% en los últimos cinco años.

Asimismo, se han disparado las campañas de rechazo antiinmigrante, con un aumento en el número de grupos racistas, a la par con un crecimiento de iniciativas de ley y medidas punitivas contra los migrantes, particularmente los indocumentados, informó El Universal.

Sólo en 2009, las cifras muestran que el número de ataques contra la comunidad hispana fue de 62.3%.
Dichos números podrían ser mayores tomando en cuenta el tema del temor de los migrantes por denunciar y la indiferencia de la policía.

La unidad de investigación y análisis del Southern Poverty Law Center, explica que el resurgimiento de grupos racistas y supremacistas que consideran “una amenaza” la inmigración indocumentada, se han multiplicado considerablemente en estados fronterizos como California (60), Texas (66) y Arizona (16).

Según las proyecciones del Centro de Investigaciones Pew, la oleada migratoria de Latinoamérica y países asiáticos, significará que hacia el año 2050, la población estadounidense estará compuesta en 29% por ciudadanos de origen latino.