Moscú. Rusia empezó a bloquear las funciones militares de las estaciones base del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) de Estados Unidos en territorio ruso, comentó este domingo el viceprimer ministro Dmitry Rogozin.

La acción tiene lugar cuando Moscú está buscando el avance de las conversaciones sobre la colocación de bases Glonass en Estados Unidos.

"Hemos trabajado y llevado a cabo medidas que excluyen el uso de estas estaciones con propósitos militares. Ahora están bajo nuestro completo control", escribió Rogozin en un mensaje en Twitter.

La Agencia Espacial Federal rusa, Roscosmos, confirmó que las medidas se llevarían a cabo a partir de este domingo.

Rogozin también dijo que Moscú empezó conversaciones con Estados Unidos sobre el despliegue de estaciones Glonass en territorio estadounidense. Se espera que las conversaciones concluyan el 31 de agosto y posteriormente "se tomarán nuevas decisiones".

El viceprimer ministro advirtió a principios de esta semana que Rusia detendría las operacioens de las estaciones de GPS el 1 de junio y que podría empezar a desmantelarlas a partir del 1 de septiembre en respuesta a las sanciones de Washington contra Rusia y a su negativa a la colocación de estaciones base terrestres Glonass en territorio estadounidense.

Glonass es el equivalente ruso del GPS, que está diseñado para su uso militar y civil.