México. Más de dos millones de mexicanos habrían resultado afectados por el poderoso terremoto que sacudió el centro y sur de México el jueves, según autoridades, que aún realizaban recorridos por las zonas más golpeadas en busca de cuantificar los daños materiales.

El sismo de magnitud 8.1, el más fuerte en más de 80 años según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), dejó al menos 90 muertos, luego de que autoridades de protección civil del estado sureño de Oaxaca confirmaron el sábado 71 fallecimientos en ese distrito.

En ese estado, los daños alcanzaban a 41 municipios y a más de 800.000 personas, dijo el domingo el gobernador Alejandro Murat en conferencia de prensa.

De acuerdo con las mediciones del Servicio Sismológico Nacional de México, el terremoto tuvo una magnitud de 8.2 y se originó en el Océano Pacífico cerca del pequeño poblado de Pijijiapan, en el estado Chiapas.

En ese distrito, se tenía registro de 15 fallecimientos, afectaciones en sus 122 municipios y daños en 40,633 viviendas, que se traducían en casi un millón y medio de personas afectadas, dijo su gobernador, Manuel Velasco, a la televisión local.

En el vecino estado de Tabasco fuentes oficiales dieron cuenta de cuatro decesos y al menos 160 inmuebles dañados.