Washington. Un inusual intento por cuantificar los conflictos entre israelíes y palestinos muestra que ambos actúan en represalia ante ataques violentos, dijeron investigadores esta semana.

Expertos indicaron que los hallazgos van en contra de la percepción de que los palestinos atacan al azar y demuestran que ambos bandos perjudican sus propios intereses con actos de violencia en Oriente Medio.

En un artículo para los Expedientes de la Academia Nacional de Ciencias, los investigadores también dijeron que esperan echar algo de luz sobre la psicología que lleva tanto a israelíes como palestinos a sentir que son víctimas del conflicto.

"Nos sentimos un poco frustrados por la cantidad de adoctrinamiento y prejuicio que hay en el debate en torno al conflicto palestino-israelí", dijo en una entrevista telefónica Johannes Haushofer de la Universidad de Zurich, quien trabajó en el estudio.

"Hay muchos datos dispersos esperando ser comprendidos", añadió Haushofer, quien se describe como neurólogo y economista.

Haushofer trabajó junto a Nancy Kanwisher del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y a Anat Biletzki de la Universidad Quinnipiac de Connecticut, quien es miembro de BT'selem, una organización israelí de derechos humanos que reunió datos del Ejército israelí usados en el estudio.

"Las evidencias anteriores sugerían que los ataques israelíes eran con frecuencia respuestas a agresiones palestinas, mientras que esto no pareció ser cierto para los ataques palestinos", dijo Biletzki en un comunicado.

"Esto implicaba que el conflicto era unilateral, en el que los palestinos atacaban a Israel y el Ejército israelí solo respondía a esta agresión. Nuestros hallazgos sugieren que la situación es más equilibrada que eso", agregó.

Ataques con cohetes. Los expertos estudiaron los ataques con cohetes Qassam entre el 2000 y el 2008 usando un método estadístico llamado auto regresión de vectores para conectar las muertes de 4.874 palestinos y 1.062 israelíes con varios hechos de violencia, incluyendo ataques aéreos, misiles y destrucción de hogares.

"El principal hallazgo es que ambos lados toman represalias", dijo Haushofer.

Los investigadores encontraron que cuando las fuerzas israelíes matan a cinco palestinos, éstas incrementan las probabilidades en un 50% de que israelíes mueran producto de ataques palestinos al día siguiente.

Los cohetes Qassam rara vez matan a alguien pero son de fácil lanzamiento para los palestinos y útiles para estudiar los intentos de represalias, dijo Haushofer.

"Hay un gran escándalo en los medios cada vez que ocurren", señaló.

"Nuestros descubrimientos sugieren que el número de Qassams lanzados aumenta en un 6% el primer día después de la muerte de un palestino por parte de Israel; la probabilidad de que se dispare un Qassam se incrementa 11%; y la probabilidad de que algún israelí resulte muerto por palestinos aumenta 10%", escribieron los investigadores.

"A la inversa, un día después de la muerte de un solo israelí por parte de palestinos, el número de palestinos asesinados por Israel aumenta 9% y la probabilidad de que algún palestino muera aumenta 20%", decía el estudio.

Las conversaciones de paz respaldadas por Estados Unidos, iniciadas hace un mes en Washington, entraron en crisis esta semana tras el fin de una moratoria israelí de 10 meses sobre la construcción de nuevos asentamientos en Cisjordania.

"Cada lado tiende a verse como la víctima. Al hacer esto, no logran ver la violencia que sus acciones realmente causan", dijo Haushofer.