Las torres de control de los aeropuertos internacionales de John F. Kennedy y Newark, que dan servicio a la ciudad de Nueva York, han sido evacuadas después de que un terremoto de 5,9 grados en la escala de Richter azotara este martes a la costa noreste de Estados Unidos.

Según informó la cadena de televisión CNBC, la Autoridad Portuaria de Nueva Jersey y Nueva York confirmó que la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos ordenó evacuar las torres de control de esos dos aeropuertos.

El temblor, cuyo epicentro se situó 15 kilómetros al sur de la ciudad de Mineral (Virginia), se dejó sentir en Nueva York, donde el Departamento de Bomberos confirmó a Efe que no ha recibido “informes de daños estructurales” en los edificios de la ciudad, aunque sí se ha producido “un gran volumen de llamadas” de ciudadanos.

Los sismógrafos del USGS detectaron el temblor en las coordenadas geográficas 37.875 Norte y 77.908 Oeste.

El epicentro se situó 15 kilómetros al sur de la ciudad de Mineral (Virginia) y a 54 kilómetros noroeste de la capital de este estado, Richmond.

El terremoto también se sintió en Carolina del Norte y en Washington DC, la capital del país, donde los empleados de edificios oficiales como el Capitolio y la Casa Blanca han sido evacuados.

Los funcionarios del Pentágono, cuyas instalaciones se encuentran a las afueras de Washington, ya en el estado de Virginia, también fueron evacuados.

Según confirmó la Casa Blanca, el terremoto también se sintió en Martha's Vineyard, en Massachusetts (EE.U.U), donde se encuentra de vacaciones el presidente estadounidense, Barack Obama.