Aurora. El acusado de haber perpetrado un tiroteo masivo en un cine estadounidense en el estreno de la nueva película de "Batman" recibió un alto volumen de envíos en su trabajo y en casa en los últimos cuatro meses, dijo la policía, paquetes que creen que contenían municiones y posiblemente materiales para la fabricación de bombas.

Este sábado, las autoridades locales y federales terminaron de remover del departamento del sospechoso James Holmes en Aurora, en el occidental estado de Colorado, las múltiples trampas con explosivos capaces de hacer volar todo el complejo de edificios, ubicado a varios kilómetros del cine de la masacre.

El jefe de policía de Aurora, Dan Oates, afirmó que residentes de edificios cercanos que fueron evacuados seguramente serían autorizados para volver a sus hogares en la noche.

"Nos hemos enterado que el sospechoso recibió en los últimos cuatro meses un alto volumen de envíos tanto en su trabajo como en su casa", comentó Oates en una conferencia de prensa.

"Esto comienza a explicar cómo obtuvo todas las revistas y municiones. También pensamos que comienza a explicar algunos de los materiales que tenía en su departamento", agregó.

Holmes -un hombre armado con un rifle de asalto, una escopeta y una pistola y que vestía un completo traje táctico antibalas, un casco y una máscara antigas- lanzó dos bombas de humo antes de abrir fuego en una oscura sala de cine el viernes en la madrugada, matando a 12 personas e hiriendo a otras 58.

Policías que llegaron al lugar 90 segundos después de los primeros llamados de emergencia rápidamente tomaron a Holmes bajo custodia en un estacionamiento detrás del cine, donde se rindió sin oponer resistencia, declaró Oates.

Holmes, un estudiante de posgrado que las autoridades dijeron que había teñido su cabello de color rojo y que se llamó a sí mismo "The Joker" ("El Guasón") en referencia al némesis de Batman en la historieta, era mantenido en confinamiento en solitario para su propia protección frente a otros reclusos, dijeron las autoridades el sábado.

"Típicamente hacemos esto en casos de alto perfil", dijo Reuters el comisario del condado de Arapahoe Grayson Robinson. "No tiene nada que ver con una amenaza específica", agregó.

Robinson afirmó que Holmes sería representado en su presentación inicial ante la corte el lunes por James O'Connor, jefe de la oficina de defensa pública del condado de Arapahoe.

Las autoridades usaron un robot a control remoto y una detonación controlada este sábado cuando comenzaron a neutralizar las trampas en el departamento de Holmes.

El escuadrón antibombas usó un robot para colocar un tubo cerca de un artefacto explosivo en el departamento, que luego fue detonado para desactivar el explosivo.

Fotos del departamento, tomados por una cámara elevada hasta la ventana en el tercer piso, mostró jarras con municiones en el piso y "cosas que parecían proyectiles de mortero", sostuvo Oates.

También había botellas llenas de un líquido desconocido y lo que parecían ser cables tirados en el departamento, dijo.

La portavoz de la policía de Aurora, la sargento Cassidee Carlson, afirmó que el artefacto explosivo había claramente "colocado para matar".

"Hemos tenido éxito en desactivar un segundo artefacto detonador. Aunque no estamos seguros, tenemos la esperanza de haber eliminado todas las principales amenazas remanentes. No sabremos eso hasta que entremos al departamento", dijo.

La policía evacuó cinco edificios cercanos y creó un perímetro acordonado de varias cuadras alrededor del departamento de Holmes, la unidad en el piso superior de un edificio de ladrillos rojos de tres pisos en una decadente sección de Aurora.

Cinco víctimas en estado crítico. De los 58 heridos en el tiroteo, algunos pacientes sufrieron graves heridas en la cabeza y en el pecho, dijeron funcionarios hospitalarios.

El Hospital de la Universidad de Colorado, que trató a 23 víctimas del tiroteo, dijo que 10 personas habían sido dadas de alto y que cinco continúan en condición crítica.

El Medical Center of Aurora afirmó que de sus siete pacientes -de entre 16 y 31 años-, cuatro continúan en la unidad de cuidados intensivos y que otros tres se encuentran en el principal piso de traumas.

"La inyección inicial de adrenalina de que pase algo como esto, tanto para las familias y para los mismos pacientes, está comenzando a pasar", dijo el doctor Bob Snyder, un cirujano traumatológico del Medical Center of Aurora. "Van a darse cuenta de que va a haber algunos temas serios, a largo plazo, con las que las personas tendrán que lidiar", agregó.

Un memorial de flores, velas y peluches había sido instalado en el centro comercial de Aurora donde tuvo lugar el tiroteo. Un cartel escrito a mano decía: "Víctimas del 20 de julio, se fueron pero han sido olvidadas".

Obama, quien viaja este domingo a Aurora para visitar a los familiares de las víctimas, calificó el tiroteo como un recordatorio de que la vida es frágil y prometió que el Gobierno federal se mantendría firme al buscar justicia para el responsable de un "crimen atroz".

"Incluso aunque lleguemos a saber cómo es que ocurrió esto y quién es el responsable, quizás nunca podremos entender qué es lo que lleva a alguien a aterrorizar a otros seres humanos", dijo Obama en su discurso semanal por radio e internet.

En tanto, el actor Christian Bale, que encarna a Batman en "The Dark Knight Rises" y en las dos películas anteriores de la trilogía del hombre murciélago, expresó horror y pesar por las víctimas del tiroteo.

"Las palabras no pueden expresar el horror que siento", declaró en un comunicado emitido el sábado por su portavoz, Jennifer Allen. "No puedo empezar a entender realmente el dolor y pesar de las víctimas y sus seres queridos, pero mi corazón está con ellos", agregó.

Testigos que se encontraban en la sala de cine relataron una escena horrible, con aturdidas víctimas sangrando, escupiendo sangre y gritando por ayuda. Entre los transportados a hospitales como precaución había un bebé de pocos meses.

"Me resbalé en un poco de sangre y caí sobre una señora. Remecí su cabeza y dije, 'Tenemos que irnos; levántese' y no hubo respuesta, de modo que presumí que estaba muerta", comentó Tanner Coon, de 17 años.

El sospechoso se habría mezclado con otros asistentes a la película que usaban disfraces de héroes y villanos y algunos testigos dijeron que en un comienzo pensaron que su aparición era una mejora teatral de la película.

La matanza trajo recuerdos de la masacre de 1999 en el instituto Columbine en Littleton, a 27 kilómetros de la ciudad, donde dos estudiantes abrieron fuego y mataron a 12 estudiantes y un profesor.

El agresor iba armado con un rifle de asalto AR-15, una escopeta calibre 12 y una pistola Glock calibre .40, dijo Oates. La policía encontró otra Glock calibre .40 en su vehículo, aparcado justo en la salida de emergencia del cine, añadió.

Holmes había comprado las armas legalmente en tres tiendas de la ciudad en los últimos 60 días y adquirió unos 6.000 cartuchos de municiones por internet.