Washington/Anchorage. El ex senador republicano estadounidense Ted Stevens, quien tuvo mano dura en el control de los fondos públicos, murió al estrellarse un pequeño avión en Alaska con un saldo de cinco muertos y cuatro sobrevivientes, dijeron este martes autoridades.

El presidente de la unidad norteamericana del gigante aeroespacial europeo y fabricante de aviones Airbus EADS, Sean O'Keefe, y su hijo, sobrevivieron al accidente ocurrido el lunes en la noche, dijo una fuente cercana a los acontecimientos.

Stevens, de 86 años y el senador republicano que ha durado más años en esa función, presidió la poderosa Comisión de Asignaciones del Senado y fue un firma defensor de robustos presupuestos de defensa de Estados Unidos. Un portavoz de la familia confirmó su muerte en el accidente.

Posteriormente, el gobernador de Alaska, Sean Parnell, reafirmó la muerte de las cinco personas, entre ellas Stevens; mientras que la Guardia Nacional de Alaska informó que había cuatro sobrevivientes aunque no dio a conocer sus identidades.

Eran las nueve personas que iban a bordo de la aeronave de un motor, un DeHavilland DHC-3T, que se estrelló a unos 16 kilómetros al noroeste de Aleknagik, en Alaska, a las 20.00 hora local del lunes (0400 GMT del martes), según la Junta Nacional de Seguridad de Transporte de Estados Unidos.

El legislador perdió su intento de reelección en el 2008 después de haber sido condenado por cargos de corrupción, pero el caso fue después desestimado debido a un mal accionar de la fiscalía, incluyendo el ocultamiento de pruebas de parte de los abogados defensores.

Stevens y O'Keefe estaban en un viaje de pesca en una remota zona de Alaska, según una fuente del Congreso, que agregó que el avión se estrelló en un lago o cayó al agua.

El mal tiempo dificultó inicialmente las labores de rescate y dos socorristas de la Guardia Nacional de Alaska recién pudieron llegar el martes al lugar del accidente y estaban brindando tratamiento a al menos dos sobrevivientes. Las autoridades no identificaron los atendidos ni los muertos.

"El mal tiempo sigue siendo un factor ya que hay menos de un cuarto de milla de visibilidad en el lugar del accidente", dijo la Guardia Nacional de Alaska en un comunicado.

Restos del avión fueron vistos la noche del lunes y un equipo privado llegó al lugar para prestar asistencia médica durante la noche, agregó el comunicado.

O'Keefe, de 54 años y ex administrador de la NASA y secretario de la Marina estadounidense, es el presidente ejecutivo de la unidad norteamericana de EADS. Trabajó para Stevens durante muchos años en el Congreso en asuntos de gastos incluyendo trabajo de defensa.