Lima. El director de la Escuela de Minas de la UNI de Perú, Jorge Díaz, explicó que tanto la legislación chilena como la peruana obligan a las yacimientos mineros a tener refugios que sirvan de guarecimiento ante problemas en las faenas.

Pese a que la mina San José de Chile incumplúia con medidas de seguridad para sus trabajadores, efectivamente cumplía con este sector con abastecimientos, cuya existencia fue determinante para que los 33 mineros atrapados desde el 5 de agosto permanecieran con vida hasta que en septiembre los equipos de búsqueda llegaron conuna sonda hasta ese sector.

"En Casapalca, donde fui capitán de minas, teníamos refugio y con diferentes condiciones con espacio y conexiones que permitían estar ahí, con oxigeno y alimentos", manifestó Jorge Díaz a La República.

No obstante, el experto se abstuvo a dar detalles sobre si esta normativa se cumple, agregando que fiscaizarlo es una obligación el Ministerio de Energía y Minas (MEM).