El medio oeste y el este de Estados Unidos enfrentaron otro día con sofocantes temperaturas el sábado, aunque los pronósticos muestran que algunas de las áreas más afectadas por la prolongada ola de calor del país pronto tendrán algo de alivio.

El servicio metereológico nacional entregó advertencias sobre las altas temperaturas que se registrarán el sábado en ciudades como Washington DC, donde se espera que los termómetros alcancen hasta 41 grados Celcius, Nueva York y Filadelfia.

Sin embargo, se espera un frente frío proveniente de Canadá que podría poner fin a la ola de calor récord y hacer descender las temperaturas por debajo de niveles promedio en gran parte de los estados del medio oeste y el atlántico medio para el lunes, dijo el servicio metereológico nacional.

Se espera también que las temperaturas más frías estén acompañadas de tormentas eléctricas y fuertes vientos, dijeron metereologos.

Las áreas en torno a Mineápolis, Chicago, Detroit y San Luis comenzarán a experimentar un calor menos extremo este fin de semana, dijo Alex Sosnowski, meteorólogo de AccuWeather.com.

"A medida que el aire más frío proveniente del noroeste comience a ingresar, el aire se condensará en la región", dijo Sosnowski en el sitio de internet AccuWeather.com. "Cuando el aire se condensa, se calienta", agregó.