Tras 24 días de luchar contra la muerte, el joven Daniel Zamudio, murió la tarde de este martes en la Posta Central debido a su grave condición de salud, causada por la brutal agresión que le realizó un grupo de presuntos neonazis el pasado 3 de marzo mientras se encontraba en el parque San Borja en la comuna de Santiago Centro.

La información la dio a conocer el director del centro asistencial, Daniel Villalón, al precisar que el organismo del muchacho, quien fue violentamente golpeado y marcado con esvásticas en su cuerpo, "no resistió el test de amnea", al que fue sometido para medir el estado de su condición, produciéndose el deceso a las 19:45 horas.

No pudo ser donante. Consultado por la eventualidad de que el joven fallecido fuera donante de órganos, el facultavo explicó que un tiempo antes de morir a Daniel se le aplicó un protocolo para verificar si podía cederlos, el que arrojó que no podía porque la gravedad de sus lesiones imposibilita que sus órganos estén en buenas condiciones, por lo que ni siquiera se discutió esta opción con la familia.

Asimismo, el doctor Villalón aclaró que en el caso de la "muerte cerebral", que se ha prestado para confusiones, a Daniel no se le produjo porque si bien el electroencefalograma indicaba que no había actividad cerebral, no así en el tallo cerebral que es lo que al final dejó de funcionar.

"Daniel, en el carácter evolutivo de su enfermedad crítica postraumática, fue evolucionando en una condición oscilante y finalmente hoy en la tarde dejó de tener ventilaciones y esto se diagnostica a través de un examen, también con un protocolo que se llama test de amnea que fue previo a su fallecimiento y eso es en sí una muerte cerebral que se aplica a los pacientes que son donantes".

Luego de conocerse la noticia, espontáneamente algunas personas se acercaron al recinto hospitalario a dejar una vela en su memoria, dejarle un pensamiento y continuar su camino, mientras que otras, que ya enteran unas 600 se mantienen allí acompañando a la familia.

En el lugar permanecían los representantes del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), los padres y hermano de la víctima de la intolerancia, quienes agradecieron la preocupación y compañia de la ciudadanía en este difícil y doloroso proceso.

Imputados. En tanto, el delito de homicidio frustrado por el que fueron formalizados los cuatro autores de la golpiza contra de Daniel Zamudio, este viernes se pedirá retipificarlo como homicidio calificado en grado de consumado, trámite que pedirá el representante legal de la familia del joven gay ante la justicia.

Si los sujetos arriesgan hasta 40 años de prisión sin beneficios en caso de ser condenados.