Más de 120 consejeros del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Brasil (Consea), y 30 consejeros de Bolivia, Colombia, El Salvador, Guatemala y Nicaragua, participaron este martes del lanzamiento de la campaña 1billionhungry en Brasil.

La campaña, liderada por la FAO, fue presentada en Brasilia por Rodrigo Castañeda, de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe.

“Llamamos a todos los ciudadanos a que hagan oír su voz firmando la petición contra el hambre. No podemos aceptar que mil millones de personas sufran hambre todos los días, no podemos quedarnos en la indiferencia”, señaló Castañeda.

La campaña 1billionhungry (mil millones de hambrientos) busca reunir un millón de firmas que se transformen en una herramienta poderosa para convencer a los dirigentes nacionales e internacionales que le den la máxima prioridad al hambre en la agenda política.

El presidente de Consea, Renato S. Maluf, comprometió el apoyo del Consea a la campaña, y el público participó soplando silbatos -símbolo de la campaña- en el auditorio del Palácio do Planalto, generando un enorme bullicioso que duró casi cinco minutos, en un acto simbólico para demostrar que, como dice el eslogan de la campaña, están furiosos por esta silenciosa tragedia humana y no van a seguir soportándolo.

Los participantes también firmaron la petición contra el hambre, que se puede firmar en línea en la página del proyecto: www.1billionhungry.org.

Durante su presentación, Castañeda mostró el video promocional de la campaña, protagonizado por el actor británico Jeremy Irons, en el cual dice estar “mad as hell” (furioso) porque cada seis segundos muere un niño de complicaciones asociadas al hambre en el mundo.

Latinoamérica se suma a la campana. En Guatemala, 14 mil campesinos decidieron hacerse escuchar y unirse a la campaña para erradicar el hambre impulsada por FAO. “Yo firmé porque veo que la FAO está apoyando a las familias necesitadas. En mi comunidad firmaron 67 familias. Es necesario que los gobiernos nos apoyen, porque en todo el mundo hay hambre”, dijo al firmar la petición Hipólita Cruz, que vive con su esposo y cuatro hijos en la comunidad de Chimiltán, en el departamento de Quiché.

Hipólita es una de las beneficiarias de un proyecto del Mecanismo Alimentario de la Unión Europea, ejecutado por la FAO en Guatemala, que distribuyó fertilizantes a los campesinos para apoyar su producción agrícola.

En Costa Rica, los músicos del grupo Percance se han sumado suma al proyecto “1billionhungry”, con el fin de que el los jóvenes también tomen conciencia de lo importante que sumarse a la lucha por terminar con el hambre en el mundo.

"Queremos utilizar nuestra voz para difundir esta problemática en nuestro contexto, siendo que el futuro esta en manos de nosotros los jóvenes, logrando así que más personas se identifiquen y colaboren con la causa”, manifestó Esteban Ramírez, vocalista de la banda. 

Percance participó además en la producción de un spot alusivo a la campaña, y ha explicado la importancia de firmar la petición en sus conciertos, y de difundirla mediante redes sociales como Facebook, Myspace y Twitter.