El gobernador brasileño de Río de Janeiro anunció este lunes que dentro de los próximos siete meses se deberá instalar una Unidad de Policía Pacificadora (UPP) en el Complexo Alemao y en la Villa Cruzeiro.

Cuando se le preguntó por la posibilidad de una pacificación de las comunicades de Rocinha y de Vidigal, una de las más grandes zonas de favelas de Río, dijo, según consigna OGlobo, que el cronograma de la política pública de seguridad no se cambiará.

“En el primer semestre de 2011 tendremos la UPP en el Complexo do Alemao”, dijo el gobernador. 

El próximo martes también se inaugurará la UPP de Macacos, en Villa Isabel en la zona norte de Río y se instalará otra en las comunidades de Lins, que incluyen el Morro do Quieto y el Morro Sao Joao, entre otras.