Naciones Unidas. Serbia cumplió una de sus obligaciones clave con el tribunal de Naciones Unidas con el arresto del comandante militar serbobosnio Ratko Mladic, dijo el lunes el fiscal jefe de la corte.

Pero el fiscal, Serge Brammertz, dijo al Consejo de Seguridad que Belgrado todavía debía responder "preguntas problemáticas" sobre por qué el sospechoso de crímenes de guerra Mladic pudo permanecer prófugo durante tanto tiempo.

La cooperación con el tribunal es crucial para las perspectivas de Serbia de unirse a la Unión Europea.

Mladic, apodado el "carnicero de los Balcanes" por su papel en la guerra étnica en Bosnia de 1992 a 1995, fue arrestado el 26 de mayo en Serbia después de estar fugado 16 años. Fue enviado a La Haya, donde hizo su primera aparición ante el tribunal de crímenes de guerra el viernes pasado.

"Con el arresto de Ratko Mladic, Serbia ha (...) cumplido con una de sus obligaciones clave hacia el tribunal", dijo Brammertz al Consejo de Seguridad de 15 naciones.

"Persiste el hecho de que estuvo fugado 16 años (...) Esto presenta preguntas problemáticas sobre cómo fue posible para este individuo eludir los recursos sustanciales de un sistema estatal durante tantos años", concluyó.