El médico acusado de la muerte de la estrella pop Michael Jackson retiró evidencias del lugar antes de buscar ayuda cuando lo encontró inconsciente, dijo el martes un fiscal.

Las acusaciones fueron presentadas durante una audiencia preliminar del juicio de Conrad Murray, médico de cabecera de Jackson cuando falleció de una sobredosis de drogas el 25 de junio del 2009 y quien está acusado del homicidio involuntario del cantante.

El ayudante del fiscal de Los Angeles David Walgren dijo que pasaron más de 20 minutos entre el tiempo en que Murray descubrió a la estrella en su cama y sin respirar y cuando un miembro del equipo de seguridad de Jackson llamó a los paramédicos.

"Es importante que en este punto el 911 (servicio de emergencia) no fue llamado o no se dieron órdenes de llamar por parte del doctor Murray", señaló Walgren al juez en la corte de Los Angeles, que incluía a miembros de la prensa y de la familia de Jackson.

"En vez de ello, el médico Murray tiene (a un miembro del equipo) ayudándolo a recolectar evidencias médicas y diversos objetos", agregó Walgren.

Jackson, uno de los artistas con mayores ventas de la historia y entre cuyos éxitos se cuenta la canción "Thriller", falleció tras recibir una dosis del poderoso anestésico quirúrgico propofol que utilizaba como ayuda para dormir.

Murray, un galeno con residencia en Houston y que posee una segunda consulta en Las Vegas, fue contratado para cuidar de Jackson de cara a una serie de conciertos en Londres que iba a comenzar en julio del 2009.

Fiscales creen que Murray suministró una sobredosis de propofol. En la audiencia preliminar ofrecerán evidencias para proseguir con su teoría y un juez determinará si los hechos son lo suficientemente sólidos como para llevar a Murray a un juicio, probablemente frente a un jurado.

Murray admitió haber dado propofol a Jackson, pero se ha declarado no culpable de los cargos.
La semana pasada en una audiencia independiente, Walgren dijo que fiscales creen que la defensa alegará que Jackson pudo autoadministrarse propofol.

Abogados han dicho que esperan llamar hasta 30 testigos en la audiencia preliminar.

Tras las declaraciones preliminares, Walgren llamó al estrado al colaborador de larga data de Jackson Kenny Ortega mientras la madre del cantante Katherine, su hermana La Toya y su hermano Jackie permanecían entre el público.

Expertos legales esperan que el juez determine que sí existen evidencias para que Murray enfrente un juicio.