Lille, Francia. Fiscales franceses dijeron este lunes que abrieron una investigación por acusaciones de violación grupal por parte de Dominique Strauss-Kahn y tres amigos, en el marco de una pesquisa sobre sus vínculos con una supuesta red de prostitución en la ciudad norteña de Lille.

El ex jefe del FMI está siendo investigado para determinar si sabía que estaba lidiando con prostitutas y proxenetas cuando asistió a fiestas sexuales en Lille, París y Washington durante el 2010 y el 2011, que fueron organizadas por empresarios conocidos.

Los investigadores pidieron a los fiscales que extiendan la pesquisa después de que una prostituta les dijo en su declaración que Strauss-Kahn y sus amigos la obligaron a tener sexo en grupo cuando viajó a Washington para encontrarse con él en diciembre del 2010.

La mujer no presentó una demanda formal.

"Luego de las acusaciones de investigadores (...) en relación a eventos en Washington entre el 15 y el 18 de diciembre del 2010 que creen que podrían ser calificados como violación grupal, los fiscales de Lille han ordenado el inicio de una investigación preliminar", dijeron en un comunicado.

El caso, conocido como el "Carlton affair" por el lujoso hotel donde supuestamente operaba la red de prostitución, es el último escándalo que involucra a Strauss-Kahn, cuya carrera como un destacado economista y político socialista se derrumbó el año pasado por otro encuentro sexual con una mucama en Nueva York.

Ex favorito para la carrera presidencial francesa del 2012, tuvo que renunciar a sus ambiciones políticas y a su puesto en el Fondo Monetario Internacional cuando fue arrestado en Manhattan en mayo pasado por cargos de que intentó violar a Nafissatou Diallo.

Strauss-Kahn siempre insistió en que el encuentro fue consensuado y los cargos luego fueron abandonados en medio de dudas sobre la credibilidad de la querellante.

Pero el caso fue rápidamente seguido por la emergencia del Carlton affair, dejando al descubierto la vida privada del ex ministro de Finanzas y desatando especulaciones sobre su estilo de vida aparentemente libertino.

Strauss-Kahn fue colocado bajo investigación formal en marzo por el caso Lille, que ya ha provocado el arresto de ocho personas, entre ellas dos empresarios y un comisario de la ciudad.

También enfrenta una demanda civil en Nueva York presentada por Diallo, a quien desafió con una contrademanda bajo el argumento de que sus acusaciones le hicieron perder su trabajo y arruinaron sus chances de ser elegido presidente.