Tras 69 días sin ver la superficie, a las 00:11 de este miércoles fue finalmente rescatado Florencio Ávalos, el primero de 33 mineros atrapados al fondo de la mina San José.

A la salida lo esperaban su esposo, su hijo, el presidente Sebastián Piñera, la primera dama Cecilia Morel, los ministros de Minerría, Laurence Golborne, y los equipos de emergencia que llegaron a socorrerlo, tras hacer el recorrido de 622 metros en 51 minutos en el prceso total.

Sus primeros pasos fueron recibidos entre aplausos y su hijo le entregó entre llantos un globo con la bandera chilena.

Ahora deberá aguardar el retiro de otros tres de sus colegas de cautiverio para llevarlos al Hospital de Copiapó. Mientras eso sucede, Ávalos fue llevado al hospital de campaña, donde debería permanecer unas dos horas antes de ser llevado en helicóptero al hospital copiapino, ubicado a 60 kilómetros del campamento.

A su salida del ducto se lanzaron globos enn el sector y se hicieron sonar las campanas de muchas iglesias en Chile, en señal de la algarabía que existe en el país por este rescate que ha paralizado al mundo, y que es presenciado en directo por televisión por cerca de mil millones de personas en los cinco continentes.