El elemento pesa 880 kilogramos y tiene una vida útil de cinco años. Su altitud es de 639,5 kilómetros.

El satélite capturará 350 imágenes diarias (unas 127.750 en un año), las cuales permitirán tener un inventario completo del país.

Con esta tecnología se tendrá información precisa del territorio nacional en áreas estratégicas como seguridad y defensa, minería, petróleo, agricultura, alimentación, salud y ambiente.

1657

Un cohete transporta el satélite venezolano VRSS-1, de detección remota.

1658
El despegue se realizó en el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, de la provincia de Gansu.

1659
El lugar de lanzamiento se ubica al noroeste de China.

1660

Empleados se preparan para el lanzamiento del satélite venezolano de fabricación china.

1661

Los trabajadores alistan el satélite para su lanzamiento.

1662

El presidente venezolano, Hugo Chávez, en espera de que el satélite sea lanzado.