Teherán. Irán podría volver a sus políticas nucleares vigentes antes del acuerdo provisional de noviembre pasado si sus conversaciones nucleares con las potencias mundiales no terminan en "resultados apropiados", dijo este domingo el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohammad-Javad Zarif.

"Es muy probable que las conversaciones tengan resultados si la otra parte acude a las negociaciones con una voluntad seria", dijo Zarif en una conferencia de prensa.

Sin embargo, si las partes no pueden alcanzar un acuerdo, Irán podría volver a sus anteriores políticas nucleares, agregó el canciller.

Zarif indicó que es demasiado pronto para decir si las conversaciones nucleares han sido exitosas o han fracasado, y agregó que aún tienen que tomarse medidas antes del 20 de julio.

"Nuestras palabras han sido lógicas desde el principio y no demandamos más allá de nuestros derechos nucleares legítimos. Para ese fin, estamos dispuestos a eliminar las preocupaciones legítimas del mundo", afirmó.

La quinta ronda de conversaciones nucleares iraníes concluyó este domingo en Viena con cierto progreso sobre la redacción del marco de un acuerdo final, pero continúan las disparidades sobre algunos temas.

En las conversaciones más recientes, se pidió a Irán que disminuya el número de centrífugas para garantizar que no pueda producir rápidamente material suficiente para una bomba nuclear. Sin embargo, Irán argumentó que necesita más centrífugas para producir uranio para el funcionamiento de más centrales nucleares generadoras de electricidad. Irán también demandó la eliminación completa de las sanciones internacionales, incluido el embargo de petróleo, que está afectando a su economía.

Bajo el acuerdo provisional de Ginebra de noviembre pasado, Irán se comprometió a congelar algunas actividades nucleares controvertidas en seis meses a cambio de una disminución limitada de las sanciones occidentales.

Las potencias mundiales e Irán se reunirán nuevamente el 2 de julio en Viena para la próxima ronda de conversaciones.