Toulouse. El pistolero que mató a tiros a tres niños y un rabino en una escuela judía era un asesino frío y cruel, que filmó su carnicería, dijo este martes el ministro del Interior de Francia, mientras el país se prepara para celebrar un silencioso homenaje a las víctimas.

Claude Gueant dijo a la prensa que las cintas de video de vigilancia en la escuela de Toulouse mostraron que el pistolero grabó su tiroteo con una pequeña cámara de video conectada a su cuello.

"Esto añade otro elemento al perfil del asesino. Es alguien que es tan cruel como para grabarlo", dijo Gueant en una escuela primaria en la ciudad del suroeste francés.

"Esto muestra un perfil del asesino, alguien que es muy frío, muy decidido, con gestos precisos, y por lo tanto muy cruel", agregó Gueant.

El ataque a la escuela, y el asesinato de tres soldados la semana pasada, ha sorprendido a Francia y provocó que el presidente Nicolas Sarkozy y otros candidatos importantes suspendan la campaña para las elecciones presidenciales del próximo mes.

Más de 200 agentes de policía fueron desplegados en la zona para perseguir al hombre, que también es el principal sospechoso en la muerte de tres soldados en dos tiroteos independientes la semana pasada en Toulouse y la población cercana de Montauban.

Gueant dijo que la policía seguía varias pistas sobre los ataques, que comparten algunas características. En cada ataque, el asesino llegó en una moto robada y utilizada un arma de fuego Colt 45.

Sarkozy ordenó reforzar la seguridad en Toulouse, donde hay guardias apostados en los sitios religiosos. La alerta terrorista se elevó a su nivel más alto en la ciudad y en la región circundante.

"Vamos a encontrar a este monstruo. Lo encontraremos, lo llevaremos ante la justicia y será castigado", dijo el canciller Alain Juppé en la cadena de televisión France 2.

Un niño que sobrevivió al ataque habló de sus sentimientos de terror mientras el asesino disparaba en la escuela.

"Nos estábamos preparando para la oración cuando el director irrumpió y gritó que había un tiroteo. Me entró el pánico, huí (...) y escuché los disparos, pero no vi nada", dijo un niño de 11 años que sobrevivió al ataque a la radio France Info.

"Pensé que iba a venir en cualquier momento y terminar con todos nosotros. Entonces esperé y esperé, y luego mi padre me vino a buscar", dijo.

La policía no identificó al sospechoso pero dijo que estaban registrando la ciudad, de un millón de habitantes, en busca de un hombre que podría ser un tirador adiestrado, además de la moto Yamaha en la que suele huir. La cara del sospechoso quedó oculta por un casco durante el ataque.

Sarkozy, quien dijo el lunes que la matanza de la escuela parece estar motivada por el racismo, debía asistir a una vigilia a las 1100 hora local (1000 GMT) en una escuela secundaria de París. Las escuelas en toda Francia guardarán un minuto de silencio.

A la entrada de la escuela, un edificio de ladrillo de cinco pisos ubicado en un barrio residencial, los residentes y los padres dejaron ofrendas florales y velas en memoria de las víctimas.

Se espera que los cuerpos de tres de las víctimas, que tenían la doble nacionalidad francesa e israelí, sean enviados a Israel, pero no se dispone de detalles acerca de la fecha.

Antisemitismo. El tiroteo fue el peor atentado antisemita en suelo francés en casi 30 años. En agosto de 1982, seis personas murieron en un ataque con granadas y pistolas en el restaurante Goldenberg del distrito Marais de París, un barrio judío.

"El antisemitismo existe en Francia, hemos luchado (contra esto) por años", dijo Juppé.

Juppé dijo que las organizaciones judías se habían quejado de un aumento de incidentes antisemitas recientemente, pero rechazó las sugerencias de que las tensiones raciales agitadas durante la campaña podrían haber provocado los ataques.

"Nadie debe tratar de beneficiarse de alguna manera de este drama, que no está de ninguna manera vinculado a la campaña electoral", dijo Juppé.

Sarkozy, quien busca la reelección en las elecciones a dos vueltas de abril y mayo, dijo que suspendería su campaña hasta el miércoles. La líder de la extrema derecha Marine Le Pen, quien se ubica en las encuestas detrás de los favoritos Hollande y Sarkozy, también hizo una promesa similar.

Dominique Reynie, jefe del instituto político Fondapol, dijo que los asesinatos podrían transformar la campaña electoral, cinco semanas antes de los comicios.

"El tono de la campaña no puede volver a lo que era", dijo a Reuters. "La campaña estuvo dominada por un tono agresivo y un alto grado de retórica populista. Esta retórica cesará", agregó.