Brasilia. Francia ofreció este martes ayuda a Brasil para retirar a los ciudadanos que están retenidos en Libia debido a las violentas protestas en el país contra el gobierno del líder Muammar Gaddafi.

La ministra de Relaciones Exteriores de Francia, Michèle Alliot-Marie, dijo durante una visita a Brasilia que dos aeronaves francesas tienen autorización para aterrizar en Trípoli, capital de Libia, y que también pueden evacuar a ciudadanos brasileños del país.

"Tenemos dos aeronaves con autorización para aterrizar en Trípoli", dijo la canciller francesa en una rueda de prensa en el Palacio de Itamaraty al lado del ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota.

Según la ministra Alliot-Marie, los gobiernos de Brasil y Francia estudian formas de cooperación para evacuar a los ciudadanos de ambos países de Libia.

Cerca de 120 brasileños se encuentran en la ciudad de Benghazi, donde comenzaron la semana pasada las protestas contra el gobierno de Gaddafi, sin autorización para embarcar en un vuelo alquilado por Brasil para llevarlos hasta Trípoli.

El canciller Patriota dijo que el gobierno también considera la posibilidad de alquilar un barco que saldría de Italia para recoger a los brasileños directamente en Benghazi.

Ambos ministros reiteraron su condena al uso "inaceptable" de la violencia por parte de las fuerzas de seguridad de Libia contra los manifestantes.

Cientos de personas que protestaban contra el gobierno de Gaddafi murieron en la capital Trípoli y en otras ciudades en enfrentamientos, según testigos y grupos de derechos humanos.

Testigos relataron que tanques, aviones de guerra y hombres armados estaban siendo usados por las fuerzas de seguridad para combatir las protestas, principalmente en Trípoli.

En un discurso desafiante emitido el martes por televisión, Gaddafi descartó dejar el poder, dijo que va a permanecer en el país y que va a "morir como mártir".