Saná. Al menos 10 personas murieron este sábado en luchas entre fuerzas del gobierno yemení y combatientes de la oposición en la capital Saná, dijeron residentes y testigos.

El gobierno yemení dijo este sábado que estaba dispuesto a "lidiar positivamente" con una resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU este viernes, que insta al presidente Ali Abdullah Saleh a firmar un acuerdo que le requiere renunciar a cambio de inmunidad.

También condenó la represión del gobierno yemení contra manifestantes que exigen que Saleh ponga fin a sus 33 años en el cargo.

Un portavoz de partidos de la oposición yemení y el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), compuesto por seis miembros que han tratado de mediar para poner fin a la crisis política en Yemen, celebraron la resolución.

Residentes dijeron que cinco civiles y cinco soldados de la oposición murieron y decenas fueron heridos en los enfrentamientos.

Lanzagranadas, morteros y armas automáticas fueron usadas en los barrios de al-Hasaba, Soufan y al-Nahda en el norte de la ciudad, donde tienen su base miembros de una fuerza policial escindida que se oponen a Saleh y combatientes tribales.

Dijeron además que al menos cinco personas murieron durante los enfrentamientos de madrugada entre las fuerzas leales al presidente y los soldados dirigidos por Ali Mohsen al-Ahmer, un general que desertó tras el inicio de las protestas casi diarias en febrero.

Hombres armados leales al líder tribal Sadeq al-Ahmar también participaron en los enfrentamientos.

Testigos dijeron que humo negro y espeso se elevó sobre los barrios y que muchos edificios habían sido destruidos. Funcionarios yemeníes dijeron que las fuerzas gubernamentales recuperaron la cámara alta del edificio del parlamento (Consejo de la Shura) en el norte de Saná, después de que fuera ocupada por tropas de la oposición.

En una declaración emitida el viernes por la noche, el general al-Ahmar del Ejército Libre de Yemen acusó a Saleh de ordenar un ataque en los barrios del norte de Saná la noche anterior. Dijo que el ataque había durado más de 20 horas y había matado a 21 personas, entre ellas ocho civiles y 13 soldados.

El gobierno yemení dice que las fuerzas de al-Ahmar comenzaron la lucha.

Saleh dice que solo entregara el poder a "manos seguras".

En respuesta a la decisión del consejo de Seguridad de la ONU el viernes por la noche, una fuente del gobierno yemení dijo que Saná continuaba comprometida con el plan de paz del Golfo, y pidió ayuda internacional para su aplicación.

"El gobierno yemení está deseando lidiar positivamente con la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, puesto que se atiene a los esfuerzos del gobierno yemení de poner fin a la crisis política basándose en la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo", dijo una fuente del gobierno en un comunicado obtenido por Reuters.

Saleh se ha arrepentido en tres ocasiones a la hora de firmar la iniciativa del Golfo, que se redactó tras meses de protestas.

El comunicado instó a los países árabes del Golfo, Europa y otros miembros de la comunidad internacional a ayudar a reanudar las conversaciones entre el gobierno yemení y los partidos de la oposición para acordar un mecanismo que aplique el acuerdo.