Hamburgo. Un funcionario alemán dijo este domingo que brotes de soja cultivados en Alemania podrían ser el origen de la bacteria E.coli que ha causado la muerte de 22 personas y enfermó a 2.000 más en toda Europa.

Un funcionario del gobierno estatal dijo a Reuters que investigadores habían identificado los brotes de soja como posible causa de la bacteria.

Añadió que las autoridades podían rastrear de forma bastante precisa las rutas de suministro.

Autoridades alemanas tratan de hallar con rapidez el origen del patógeno, que ha infectado a personas de 12 países que habían viajado al norte de Alemania.

Muchos de los afectados han desarrollado el síndrome urémico hemolítico (SUH), una complicación potencialmente mortal que ataca los riñones.

La variante desconocida de E.coli tiene la capacidad de adherirse a las paredes intestinales, desde donde bombea toxinas, algunas veces causando diarrea con sangre y problemas renales.

Algunos pacientes han necesitado cuidados intensivos que incluyen diálisis.