Berlín. La reciente masacre en Noruega podría ser copiada por otros militantes anti-islamismo, dijo uno de los máximos funcionarios de seguridad de Alemania, de acuerdo a una entrevista publicada este domingo.

Anders Behring Breivik mató a 77 personas en un ataque con bomba y un tiroteo en Noruega el 22 de julio y dejó instrucciones detalladas en internet sobre cómo planificó su asalto sin atraer demasiada atención de la policía.

"Esto podría servir como precedente para quienes quieran imitarlo", dijo Alexander Eisvogel, vicepresidente de la agencia anti-terrorismo de Alemania, la Agencia Federal para la Protección de la Constitución, a la revista Der Spiegel.

"Desde el punto de vista del terrorista, él ha considerado de forma meticulosa y cuidadosa cómo evitar quedar bajo la mirada de los servicios de seguridad. Esto (...) es de extrema preocupación para nosotros ahora", indicó Eisvogel.

Por separado, el líder del principal partido opositor de Alemania, Sigmar Gabriel, instó a los servicios de seguridad del país y a los proveedores de servicios de internet tomar acciones más severas contra extremistas de derecha.

"Si alguien en las calles de Alemania (...) dijera que quiere perseguir a otras personas o cometer ataques, entonces el público lo reportaría a las autoridades", dijo el social demócrata Gabriel a la radio Deutschlandfunk.

"En internet es increíblemente diferente. Ahí, insultos e incluso llamados a asesinar personas son tratados como un tipo de excentricidad producto de la libertad", señaló.