Londres. El líder libio Muammar Gaddafi desempeñará un papel importante en cualquier régimen que se constituya a futuro en el país, pero la sangre nueva tendrá que tomar el control directo e introducir reformas, dijo uno de sus hijos este miércoles al diario Financial Times.

"Mi padre se quedaría como el gran padre que aconseja", sostuvo Saadi Gaddafi por teléfono al Financial Times desde Trípoli, agregando que cerca del 85% de Libia estaba "muy tranquila y muy segura".

Las manifestaciones en Libia estallaron hace una semana y gran parte del este del país se encuentra ahora bajo el control de los manifestantes.

Saadi Gaddafi, que alguna vez fue futbolista profesional en Italia, dijo al Financial Times que el gobierno recuperaría la parte este del país "tarde o temprano".

"Sí, hay personas que protestan contra el gobierno de mi padre. Es normal. Todo el mundo debe ser libre de expresar su opinión", dijo en una entrevista publicada en el sitio en internet del periódico.

"Después de este terremoto positivo, tenemos que hacer algo por Libia. Tenemos que traer sangre nueva para gobernar nuestro país", agregó.

Saadi dijo que su hermano Saif al-Islam estaba trabajando en una nueva constitución y que pronto se hará un anuncio al respecto, aunque no dio detalles, consignó el diario inglés.

Unas mil personas han muerto desde que comenzó el levantamiento y Saadi Gaddafi dijo que los barcos y aviones han sido utilizados para bombardear los depósitos de municiones cerca de la oriental ciudad de Bengasi, pero aseguró que éstos no se encontraban cerca de zonas pobladas.

El hijo del líder libio dijo que la destrucción de las armas evitaría que éstas caigan en malas manos y agregó que había "miles" de militantes de Al Qaeda en el país que trataban de tomar el control de la región oriental.

Saadi Gaddafi sostuvo también que el ejército sería desplegado para proteger la industria de hidrocarburos de Libia en caso de ser necesario.
"El ejército sigue siendo muy fuerte", dijo.

"Si oímos algo, vamos a enviar algunos batallones. Cuando la gente ve el ejército, tiene miedo", agregó.