París. El líder libio Muammar Gaddafi dijo en una entrevista a un periódico francés divulgada este domingo que estaba envuelto en una lucha contra el terrorismo y expresó consternación ante la ausencia de apoyo en el exterior.

"Estoy sorprendido de que nadie entienda de que esta es una lucha contra el terrorismo", dijo el líder del estado productor de petróleo del norte de Africa al Journal du Dimanche, en extractos de una entrevista que será publicada más tarde el domingo.

"Nuestros servicios de seguridad cooperan. Los hemos ayudado muchos estos últimos años. Así que ¿porqué cuando estamos en una lucha contra el terrorismo aquí en Libia nadie nos ayuda a cambio?", agregó.

Gaddafi, quien ha gobernado el cuarto país más poblado de Africa desde un golpe de Estado de 1969, enfrenta un alzamiento popular sin precedentes que ha visto a fuerzas rebeldes hacerse con el control del este de Libia.

Líderes occidentales han criticado lo que dicen ha sido la brutal y sangrienta respuesta de Gaddafi al levantamiento, y la Corte Penal Internacional dijo que él y su círculo más cercano podrían ser investigados por supuestos crímenes cometidos contra civiles por sus fuerzas de seguridad.

Gaddafi, quien habló con periodistas desde su cuartel general en Trípoli, dijo que la guerra santa islámica consumiría al Mediterráneo si triunfaba la insurrección en Libia, inspirada por alzamientos en favor de la democracia exitosos en los vecinos Túnez y Egipto.

"Habrá una yihad islámica en frente a ustedes, en el Mediterráneo", afirmó. "La gente de Bin Laden vendrá a imponer recompensas a mar y tierra. Regresaremos a los tiempos de Barba Roja, de piratas, de otomanos imponiendo rescates por botes", agregó.

Gaddafi sostuvo que su gobierno "estaba bien" a pesar del caos armado y advirtió a Europa de un flujo de inmigrantes libios a sus costas si sus enemigos lo expulsaban del poder.