La embajada de Reino Unido en Perú gestiona la repatriación de los cuatro británicos que fallecieron este sábado cuando la avioneta que los llevaba en Nasca se precipitó, en el que murieron también dos ciudadanos peruanos.

Los europeos estaban sobrevolando las afamadas líneas de Nazca cuando la nave piloteada por Gilberto Zúñiga y Ricardo Cárdenas capotó por causas que se investigan. Por el accidente murieron los tripulantes y los turistas Andrew Brow (30), Gail Cowel (34), Warren Beckham (34) y Alex Bowel (34).

El avión recién había despegado cuando se vino al suelo.

El embajador de Reino Unido en el Perú, James Dauris, llegó el sábado a gestionas la repatriación de los restos de los cuatro ciudadanos británicos fallecidos, lo que está haciendo con la coordinación de una empresa aseguradora, según informó el fiscal provincial penal del distrito de Vista Alegre, Guillermo Peñaloza.