Nueva York. El gobernador de Nueva York, David Paterson, planea discutir la ubicación de un propuesto centro cultural musulmán y una mezquita en un sitio con menor carga emocional, lejos del lugar de los ataques del 11 de septiembre de 2001 sobre la ciudad.

"Estamos trabajando con las inmobiliarias", dijo la portavoz del gobernador, Maggie McKeon.

"No se han registrado discusiones formales entre el gobernador, el imán o la inmobiliaria. Sin embargo, esperamos tener un encuentro agendado en el futuro cercano", agregó.

Un asesor de un parlamentario estadounidense dijo que Paterson habló por teléfono con el representante estadounidense de Nueva York Peter King, a quien le dijo que se reuniría esta semana con funcionarios musulmanes para discutir la posibilidad de entregar fondos estatales para ayudar al centro a encontrar otra ubicación, indicó el asesor del parlamentario.

King apoya la idea, pero líderes del centro musulmán insistieron anteriormente en que no estaban interesados en alejarse de la "Zona Cero".

Representantes del proyecto, llamado Cordoba House, no pudieron ser contactados el martes para conocer sus comentarios. Se planificó un edificio de 13 pisos para albergar un espacio de oración, un auditorio, piscina y salas de reuniones.

Su ubicación a dos cuadras del lugar donde se alzaban las torres del World Trade Center, destruidas en los ataques que el 11 de septiembre de 2001 acabaron con la vida de 3.000 personas, ha provocado un debate nacional sobre si el centro debería construirse en ese lugar.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ingresó a la discusión el viernes y dijo que apoyaba el derecho de los musulmanes a construir en el sitio.

En medio de las repercusiones políticas del día siguiente, el mandatario dijo que se refería a la libertad religiosa, no a la ubicación exacta de la mezquita.

Con los republicanos intentando arrebatar el control del Congreso de las manos de los demócratas de Obama y enfrentando una difícil reelección, el líder demócrata del Senado, Harry Reid, se alejó del presidente respecto al tema el lunes y señaló que la mezquita debía erigirse en otro lugar.