Frankfurt. El gobierno alemán pidió a la Comisión Europea que proponga formas de reducir el costo del sistema de navegación satelital Galileo de Europa, dijo una portavoz del Ministerio de Transporte de Alemania.

"La Comisión presentará estas (propuestas) en breve", dijo este sábado.

El proyecto, la alternativa planeada de Europa a la red del Sistema de Posicionamiento Global de Estados Unidos, se ha visto afectado por retrasos y disputas sobre la financiación que finalizaron cuando las 27 naciones de la Unión Europea (UE) acordaron invertir dinero público.

Medios alemanes reportaron previamente este mes que el mayor programa espacial de Europa enfrentará más retrasos y costos adicionales de entre €1.500 y €1.700 millones de euros (entre US$2.094 y US$2.370 millones).

La revista alemana Wirtschafts Woche indicó que Berlín ahora quiere reducir los costos del programa - administrados mediante la UE y la agencia espacial europea - en entre €500 y €700 millones (entre US$696 y US$974 millones).

Una opción para lograr esos ahorros es abandonar planes para usar el lanzador Ariane 5 destinado a poner los satélites en órbita y usar el lanzador ruso Soyuz en su lugar, dijo la revista, citando fuentes del gobierno alemán.

Eso también implicaría lanzar los satélites desde Baikonur, en Kazajistán, en vez de la Guyana-francesa, declaró.

Arianespace, que comercializa el sistema de lanzamiento Ariane 5, no estaba disponible de inmediato para realizar comentarios.

El grupo alemán OHB tomó un pedido de la UE de 14 satélites para Galileo antes este año.

El contrato fue visto como algo exitoso para la pequeña compañía alemana que, en 2007, intentó en conjunto con socios comprar tres fábricas alemanas de la unidad EADS de Airbus antes que las negociaciones fracasaran por dificultades en financiar el acuerdo.

EADS Astrium y OHB continuarán compitiendo por pedidos para los satélites restantes del programa.