Buenos Aires. La reunión prevista entre autoridades de gobierno nacional, el jefe del gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri, y organizaciones sociales para poner fin a la toma de Villa Soldati, no registró resultados positivos, según indicó el jefe de gabinete, Aníbal Fernández.

El representante del gobierno de Cristina Fernández relató que Gendarmaría Nacional "cercará" el Parque Indoamericano para evitar nuevos incidentes.

Desde la Casa Rosada, Fernández sostuvo que las dos audiencias con Macri no arrojaron "conclusiones formales". Explicó que incluso éste "se levantó y se fue" de la mesa de debate, tras rechazar una propuesta del Ejecutivo para "ceder" terrenos para construir viviendas.

Al Parque serán enviados también efectivos del cuerpo especial Albatros, de Prefectura Naval, para que realicen "rondas" por la zona a fin de evitar desamanes.

Fernández explicó que si bien el gobierno es "un convidado de piedra en términos jurídicos" en el conflicto, no lo es "en términos políticos", razón por la cual convocaron a la reunión.

Según relata la prensa argentina, se ofreció a las partes la entrega de terrenos nacionales para la construcción de viviendas para quienes en estos momentos mantienen ocupado el predio de Villa Soldati. No obstante, Fernández relató que “no vamos a regalar nada, vamos a anticipar los terrenos para que se les permita acceder a un financiamiento. Pero van a tener que pagar por la tierra".

Añadió que “del otro lado- dijo, en referencia al gobierno de la ciudad- encontramos la negativa a discutir este tema. Porque insisten que eso es una posición ideológica, bajo riesgo de que aumenten las protestas de este tipo", expresó Fernández.