Sao Paulo. El gobierno brasileño reconoció al Estado palestino en las fronteras existentes antes de la Guerra de los Seis Días, en 1967, dijo este viernes el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El reconocimiento tuvo lugar ante un pedido del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, (ANP), Mahmoud Abbas, al presidente Luiz Inácio Lula da Silva en una carta fechada el 24 de noviembre.

"La iniciativa es coherente con la disposición histórica de Brasil de contribuir al proceso de paz entre Israel y Palestina, cuyas negociaciones directas se encuentran actualmente interrumpidas", sostuvo la cancillería en un comunicado.

La decisión "está en concordancia con las resoluciones de la ONU, que exigen el fin de la ocupación de los territorios palestinos y la construcción de un Estado independiente dentro de las fronteras del 4 de junio de 1967", añadió.

En 1967, después de la Guerra de los Seis Días, Israel ocupó la región oriental de Jerusalén, Cisjordania y la Franja de Gaza, territorios ahora reconocidos por el Gobierno brasileño como parte del Estado palestino.

Los palestinos reivindican a Jerusalén Oriental como capital de un futuro Estado independiente, pero Israel considera a la ciudad como su capital eterna e indivisible.

"La decisión no implica abandonar la convicción de que son imprescindibles las negociaciones entre Israel y Palestina, con el fin de que se alcancen concesiones mutuas sobre los temas centrales del conflicto", dijo la cancillería brasileña.

Las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos se reanudaron en septiembre con la mediación de Estados Unidos, pero se vieron interrumpidas poco después con el fin de la moratoria de Israel sobre la expansión de asentamientos judíos en territorios palestinos ocupados.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, más de 100 países reconocen al Estado palestino, entre ellos China, Rusia y la India, que integran junto a Brasil el llamado grupo BRIC de potencias emergentes.