El gobierno de Chile descartó la noche de este sábado la posibilidad de que existan sobrevivientes en la tragedia aérea ocurrida este viernes en el archipiélago Juan Fernández.

Este viernes, un avión de la Fuerza Aérea de Chile, con 21 personas a bordo, entre ellos el famoso animador de la televisión local, Felipe Camiroaga, y un equipo de otros cuatro integrantes de Televisión Nacional de Chile (TVN), se precipitó al mar, desintegrándose de inmediato por el impacto, luego de que intentara aterrizar en dos ocasiones.

Son conocidas las difíciles condiciones para aterrizar en la estrecha y cortísima pista de la isla de Juan Fernández, la que debido a las características topográficas del lugar, se ubica a gran altura, donde es atravesada frecuentemente por fuertes vientos que a veces hacen imposible el control de las aeronaves.

La tragedia que enluta al país sudamericano ha emocionado a todos los ciudadanos por los motivos que llevaron al animador Felipe  Camiroaga y su equipo a la isla, ayudar en la reconstrucción del terremoto, sismo que afectó fuertemente a Juan Fernández.

Pero no sólo Felipe Camiroaga es uno de los personajes públicos que fallecieron en la tragedia. También se suma el periodista Roberto Bruce, notero del matinal Buenos Días a Todos -líder en la sintonía nacional-, y el empresario Felipe Cubillos, quien a través de la fundación ''Levantemos Chile'' y de la ayuda de otros empresarios que él contactaba, venía desarrollando una labor altruista clave en la reconstrucción de las escuelas estraopeadas de la zona centro-sur.

A pesar de que el gobierno chileno sólo ha podido hasta ahora dar con los cuerpos de cuatro de las 21 personas involucradas en la tragedia -Roberto Bruce, Galia Díaz, Sylva Slier y Erwin Núñez-, por las condiciones extremas del impacto, las autoridades ya se han encargado de anular las expectativas que durante toda la noche del viernes y madrugada de este sábado, los chilenos se encargaron de mantener con vida.