Santiago. El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, acompañado del biministro de Energía y Minería, Laurence Golborne, confirmaron que de acuerdo a la información técnica proporcionada por Sernageomin se levanta la alerta en la zona próxima al complejo volcánico Puyehue.

La medida se basa en que las actuales condiciones eruptivas han disminuido considerablemente por lo que las áreas susceptibles de ser afectadas por lahares o aluviones volcánicos se reducen al cauce mismo del río Nilahue en su tramo medio y superior, específicamente aguas arriba del puente La Mula hasta la confluencia del río Contrafuerte con el Nilahue, y al sector comprendido entre ambos ríos agua arriba de su confluencia, en los sectores El Zapallo, Contrafuerte, incluidos sus cauces.

El ministro Hinzpeter detalló que "hemos tomado la decisión de permitir que las personas que tuvieron que evacuar puedan volver a sus hogares, porque la información de la actividad volcánica indica que esto va decreciendo".

Agregó que el paso fronterizo Cardenal Samoré continuará cerrado para el tránsito vehicular, debido a la gran cantidad de material volcánico que se encuentra en la ruta.

Según el informe, los sectores cercanos al curso del río Nilahue pero alejados de su cauce o situados a una cota superior a 10 metros del nivel actual del río, se consideran seguros, como las localidades de Pocura y Pichico, ente otras. Asimismo, los sectores situados aguas abajo del puente La Mula, como Las Once Vacas, Ranquil, Ranquil Chanco, Epulafquen, El Arenal, Mallay, Futangue, Pitreño y Riñinahue, son considerados seguros.

El director nacional de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), Vicente Núñez, señaló que "se mantendrá monitoreando la evolución de la actividad y ante cualquier cambio en el proceso eruptivo informado por Sernageomin, se reevaluarán las condiciones de riesgo, y en caso de ser necesario, se activarán los Comités de Operaciones de Emergencia y se tomarán oportunamente las acciones correspondientes”.

Durante 16 días que se mantuvo esta situación, el número de personas en condición de evacuación ascendió a 4.270, de los cuales una cantidad importante se trasladó a casas de familiares, y cerca de 700 permanecieron en los albergues habilitados, tanto en la Región de Los Ríos, como en la de Los Lagos.