La Habana. Las Damas de Blanco, un grupo de esposas y familiares de presos políticos en Cuba, acusaron este domingo al gobierno de incumplir un plazo para la liberación de prisioneros y prometieron seguir con sus marchas semanales hasta que todos sean liberados.

La agrupación afirma que este domingo era el día en que 52 presos políticos debían ser liberados, según un acuerdo alcanzado en julio entre el gobierno y la Iglesia Católica. De acuerdo con las Damas, 13 de ellos aún siguen tras las rejas.

"Están engañando y han jugado con la Iglesia como institución, con el gobierno de España, con los gobiernos de la Unión Europea y con toda la comunidad internacional", afirmó Laura Pollán, una de las líderes de las Damas de Blanco, en declaraciones a la prensa tras la marcha semanal del grupo por la Quinta Avenida en La Habana.

La Iglesia anunció el 7 de julio un acuerdo con el gobierno de Raúl Castro para liberar a 52 prisioneros encarcelados desde el 2003, en un proceso que se aclaró llevaría de tres a cuatro meses, sin especificar una fecha concreta.

El gobierno, que dice que los presos son mercenarios pagados por Estados Unidos, nunca ha dado a conocer un plazo para su liberación.

Hasta ahora, 39 de los 52 aceptaron ir a España tras ser liberados, pero el resto, entre ellos el esposo de Pollán - Héctor Maceda-, afirman que no quieren irse de Cuba.

El gobierno ha puesto como condición que tras ser liberados salgan del país.

Pollán dijo que al menos 33 prisioneros deberían ser liberados porque no cometieron actos de violencia.

"Las Damas de Blanco vamos a continuar luchando mientras existan presos políticos pacíficos. Queremos que en las cárceles cubanas no haya presos políticos", sostuvo Pollán.