Los efectos del violento terremoto 8,9 grados Richter que azotó a Japón este viernes, no solo cobra vidas humanas y genera daños materiales, sino que también podría ocasionar daños irreversibles al medio ambiente, luego que las plantas nucleares con que cuenta el país nipón, (Fukushima) estaría emitiendo fugas, que podrían generar una emergencia aún mayor.

Como medida preventiva, el gobierno dispuso este viernes la evacuación de miles de residentes en un radio de tres kilómetros alrededor de la central nuclear.

Por su parte, el secretario jefe de gabinete, Yukio Edano, indicó que Tokyo Electric Power Co. se dio cuenta de que necesitaba tomar medidas para liberar presión dentro de la planta nuclear de Fukushima y que esta liberación podría causar una pequeña fuga radioactiva.

Evacuación de miles de personas. Miles de personas fueron evacuados de una zona cercana a una central nuclear en la región japonesa afectada por un fuerte terremoto, pero no hay información sobre si realmente se había producido una fuga.

Poniendo de manifiesto las graves preocupaciones por la planta de Fukushima, a unos 240 kilómetros al norte de Tokio, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, dijo que la fuerza aérea norteamericana había enviado refrigerante para evitar que suba la temperatura en las barras de combustible nuclear.

La energía nuclear produce un 30% de la electricidad del país. Muchos reactores están situados en zonas propensas a los terremotos, como Fukushima y Fukui en la costa.

Tokyo Electric Power Co (Tepco) dijo que la presión en el interior del reactor de su planta de Fukushima-Daiichi se elevó cuando el sistema de refrigeración quedó inutilizado por el terremoto, el de mayor potencia que se ha registrado en Japón y que podría haber causado centenares de muertos.

La agencia de noticias Kyodo citó a la compañía diciendo que el nivel de radiación estaba subiendo en el edificio de la turbina y que la presión se había elevado 1,5 veces la capacidad para la que está diseñado.

Opinión de expertos. Los expertos dijeron que podría haber una fuga si los niveles de agua del reactor caen y la temperatura de las barras de combustible se eleva, aunque podría no suceder inmediatamente.

"Incluso si las barras de combustible se ven expuestas, no implica que se vayan a comenzar a derretir inmediatamente", dijo Tomoko Murakami, líder del grupo de energía nuclear en el Instituto de Economía de la Energía de Japón.

"Aunque las barras de combustible se derritan y la presión dentro del reactor aumente, la radiación no se filtraría siempre que el contenedor del reactor funcione bien".

Tepco confirmó que los niveles del agua están cayendo pero que está trabajando para evitar una exposición de las barras nucleares.

"Existe una tendencia de descenso (en los niveles de agua) pero no hemos confirmado una exposición de las barras de combustible nuclear", dijo un portavoz de Tepco.

Las autoridades han completado la evacuación de los residentes, unos 3.000, según la agencia Kyodo, que viven en un radio de tres kilómetros de la planta, dijo el secretario jefe del gabinete Yukio Edano en una rueda de prensa.

Edano dijo que liberar la presión en la planta nuclear podría causar una pequeña filtración, aunque Tepco no ha detectado ninguna filtración.

El primer ministro, Naoto Kan, tiene previsto visitar la planta el sábado.

Importancia de energía nuclear. Los reactores cerrados por el terremoto suponen un 18% de la capacidad para generar electricidad nuclear de Japón.

La energía nuclear produce un 30% de la electricidad del país. Muchos reactores están situados en zonas propensas a los terremotos, como Fukushima y Fukui en la costa.

Tepco estaba operando tres de los seis reactores en la planta nuclear de Fukushima Daiichi cuando se produjo el temblor, todos los cuales fueron cerrados.

El portavoz dijo que no había preocupación por filtración de agua en los otros tres reactores de la planta, que estaban cerrados para un mantenimiento programado.

* Con información de Reuters.