Lima. Perú logró un récord en la destrucción de drogas durante el 2012 con la incineración de más de 41 toneladas de estupefacientes, destacó el ministro del Interior peruano, Wilfredo Pedraza.

El funcionario destacó esta información durante la última ceremonia de incineración de drogas de este año, que consititió en la quema de 5.209 kilos de sustancias ilícitas, que fueron decomisadas en los últimos meses.

En la quinta y última quema de este año, las autoridades peruanas destruyeron 1.851 kilos de Pasta Básica de Cocaína (PBC); 3.000 kilos de clorhidrato de cocaína, 124 kilos de marihuana y 234 kilos de insumos químicos para elaborar drogas.

Pedraza explicó que este año, la incineración se incrementó en 12.024 toneladas en comparación al año pasado, cuando fueron 28.976 toneladas.

Según el ministro peruano, al récord obtenido en la incineración de estupefacientes se suman otros hitos como la desarticulación de 55 carteles de las drogas y la realización de 14.249 operaciones antidrogas.

Pedraza también anunció que el gobierno peruano viene aplicando una política antinarcóticos agresiva y destinará mayores recursos durante el próximo año porque el narcotráfico es una amenaza real para este país.

Durante los años anteriores, las autoridades peruanas destruyeron 9.715 kilos en el 2000, 13.626 kilos en el 2003, además de 20.189 kilogramos en 2006 y 21.403 kilos en 2009.