Fráncfort. Gobiernos comenzaron a organizar vuelos este domingo para llevar de vuelta a casa a ciudadanos que siguen en Egipto, donde violentas protestas contra el mandato del presidente Hosni Mubarak han llevado a saqueos en algunas partes de El Cairo.

Estados Unidos y Turquía ofrecieron evacuar a sus ciudadanos que quieran salir y grandes aerolíneas como Lufthansa y Air India dijeron que enviarían aviones adicionales a El Cairo y Alejandría.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Grecia señaló que al menos una nave militar griega estaba a la espera para llevar a sus ciudadanos a casa.

El primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki, despachó su avión presidencial a Egipto para recoger a ciudadanos iraquíes, y el ministro de Transportes ordenó el traslado gratuito para compatriotas que abandonen Egipto en aviones de Iraqi Airways, dijo un portavoz del ministerio.

Algunas compañías europeas comenzaron a evacuar a sus trabajadores, y testigos reportaron escenas de caos en el aeropuerto de El Cairo, debido a que gente, incluyendo egipcios, intentaba subirse a los pocos vuelos comerciales disponibles.

La aerolínea estadounidense Delta Air Lines Inc , por ejemplo, dijo este viernes que había suspendido su servicio a El Cairo indefinidamente.

La asistente de la Secretaria de Estado estadounidense para Asuntos Consulares, Janice Jacobs, dijo a CNN que el gobierno de Estados Unidos estaba financiando aviones que abandonarán El Cairo este lunes.

"Estamos ahora en el proceso de organizar algunos vuelos charter que saldrán de El Cairo. Estos comenzarán mañana y estarán disponibles hasta que tengamos a todos los estadounidenses que no son capaces de salir a través de aerolíneas comerciales", dijo.

La funcionaria aconsejó a los estadounidenses a limitar sus movimientos en Egipto y exhortó a las familias en Estados Unidos a transmitir la información a los que están en Egipto, donde el acceso a internet es limitado.

Recomendaciones. El gobierno japonés se preparaba para utilizar aviones fletados para sacar 600 ciudadanos varados en o cerca de El Cairo, informó la agencia de noticias Kyodo.

Algunos países recomendaron a sus ciudadanos a abandonar Egipto o eviten viajar a sus principales ciudades, si es posible, aunque Rusia y turistas alemanes en centros turísticos del Mar Rojo no han tomado medidas para reducir sus vacaciones.

Gran Bretaña recomendó a sus ciudadanos abandonar el Cairo, Suez y Alejandría. El Departamento de Estado estadounidense dispuso la reducción de personal diplomático en Egipto, autorizando la salida voluntaria de funcionarios y trabajadores no esenciales.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Filipinas separó un fondo de 25 millones de pesos (US$567.000) para evacuaciones de alrededor de 6.600 filipinos de Egipto en caso de que sea necesario, mientras que Tailandia aconsejó a unos 2.600 tailandeses en el país a quedarse.

"Se les ha pedido que permaneciera dentro de sus casas con comida y agua en caso de emergencia", dijo el portavoz del ministerio Tailandés, Thani Thongpakdi, quien consideró que no había necesidad de evacuación en este momento.

La gigante petrolera Royal Dutch Shell tenía planes para evacuar a cerca de 60 familias de su personal internacional de Egipto como medida de precaución, dijo a Reuters una fuente cercana a la compañía.

En la zona residencial de El Cairo, dos grandes buses estaban aparcados fuera de las oficinas de la firma petrolera italiana ENI, listos para evacuar a las familias de los trabajadores, dijeron testigos.

"La oficina de Relaciones Exteriores está en cercano contacto con aerolíneas alemanas y les ha pedido que verifiquen cuánta capacidad adicional puede entregarse para vuelos hacia El Cairo", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán en un comunicado publicado en su página de internet.