Atenas. Un grupo guerrillero griego se adjudicó este jueves la responsabilidad por una oleada de paquetes explosivos enviados a gobiernos y embajadas extranjeras en Atenas este mes y advirtió sobre nuevos ataques.

Las encomiendas fueron destinadas a la canciller alemana, Angela Merkel; al presidente francés, Nicolas Sarkozy; y al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, entre otros objetivos extranjeros.

El paquete enviado a Merkel fue interceptado en su despacho y resultó inofensivo. Otro dirigido a Berlusconi se prendió fuego cuando la policía italiana lo abrió.

El grupo anarquista Conspiración de las Células del Fuego, que se describe a sí mismo como una organización que está en contra del Estado, dijo en un comunicado en una página de internet izquierdista que había ejecutado los ataques para incentivar a que grupos de otros países atentaran contra instituciones estatales.

"Queríamos hacer un llamado internacional", dijo la agrupación. "Estamos instando a nuestros socios y grupos rebeldes en Grecia, Europa, Chile, Argentina y México a enviar su propia señal agresiva", agregó.

La policía, que previamente había apuntado contra el grupo, informó que estaba investigando la autenticidad de la declaración.

Dos griegos fueron arrestados el 1 de noviembre, poco después de que un primer paquete enviado a la embajada de México en Atenas explotara en una oficina de correo, hiriendo a un empleado.

La policía luego detonó otros dos explosivos llevados por los sospechosos, uno dirigido a Sarkozy y el otro a la embajada belga en la capital griega.

Los 14 paquetes, la mayoría de los cuales fueron detonados por la policía, contenían pequeñas cantidades de explosivos, insuficientes para matar. Analistas de seguridad dijeron que el grupo eligió blancos extranjeros para atraer la atención internacional.

El grupo Conspiración de las Células del Fuego inicialmente se especializó en incendios provocados, pero luego comenzó a usar ataques con bombas en mayo del 2009, tras los peores disturbios en el país en décadas provocados por la muerte de un adolescente por parte de la policía.

La policía griega ha arrestado a más de 20 supuestos guerrilleros este año, pero el grupo dijo en el comunicado que volverá a atacar.

"Nada puede detener el continuo y evolutivo curso de nuestra acción", declaró. Habló de "guerra revolucionaria".