Ciudad de Guatemala. Un fiscal auxiliar que participó en la captura de miembros del cártel mexicano de Los Zetas, en Guatemala, fue hallado descuartizado este martes en el norteño departamento de Alta Verapaz, dijeron autoridades.

El cuerpo del funcionario, Allan Stowlinsky, fue hallado en pedazos dentro de bolsas frente a la Gobernación de Alta Verapaz, en la norteña ciudad de Cobán, mientras que su cabeza fue encontrada en un mercado de la ciudad.

El crimen del fiscal ocurre días después de que 27 campesinos fueran hallados asesinados, muchos de ellos decapitados, en una de las peores masacres registradas en Guatemala en años.

"Allan Stowlinsky Vidaurre participó en un operativo en Raxuhá, Chisec, Cobán, donde se decomisaron 452 kilos de cocaína. También participó en la investigación que permitió la identificación de un infiltrado del grupo criminal denominado 'Los Zetas' en el Ministerio Público", dijo una portavoz del MP, Yecenia Enríquez.

También el martes, el gobierno anunció la captura del guatemalteco Elder Estuardo Morales Madrid, quien está acusado de liderar el ataque contra los campesinos.

El gobierno guatemalteco responsabilizó de la matanza a un grupo llamado Z200, que sería un brazo del sanguinario cártel mexicano de Los Zetas, que ha ganado fuerza en la región norte de Guatemala. Este país centroamericano tiene una intrincada frontera con México.

Stowlinksy había sido secuestrado el lunes cuando iba a recoger a su hijo en un centro deportivo, dijo el periódico La Prensa Libre.

Además de Morales Madrid, fueron capturados en otro operativo en el departamento de Huehuetenango tres mexicanos y dos guatemaltecos que también formarían parte de los Zetas.

Los poderosos cárteles del narcotráfico mexicanos han propagado su ola de violencia a Centroamérica, una región pobre y con instituciones vulnerables que usualmente ha sido utilizada con paso para la droga que es transportada desde países sudamericanos hacia Estados Unidos.