Oslo. Haití y Mozambique son los países más expuestos económicamente ante desastres naturales, según un listado dado a conocer este jueves que sostiene que naciones ricas como Italia y Estados Unidos también enfrentan riesgos elevados.

La consultora de negocios Maplecroft, con base en el Reino Unido, dijo que el índice apunta a mostrar el impacto económico desde 1980 a 2010 de desastres como terremotos, inundaciones, sequías, derrubios, epidemias, tsunamis y olas de calor y frío extremo.

Haití, golpeado el 12 de enero por un terremoto que dejó más de 300.000 personas muertas, lideró la lista de unos 200 países. Aún sin el sismo, el país caribeño se habría ubicado en los lugares más altos debido a su exposición a los huracanes, dijo la consultora.

Mozambique, que ha sufrido graves inundaciones como una de 2000 que dejó al menos 800 personas muertas y pérdidas económicas por más de US$400 millones, fue el segundo en la lista adelante de Honduras, Vanuatu, Zimbabue, El Salvador y Nicaragua.

Algunos países industrializados también están entre los que enfrentan un alto riesgo, liderados por Italia en el puesto 19 -debido principalmente a los sismos y a una ola de calor-, dijo Maplecroft.

Chile, Perú y Colombia aparecen entre los países con riesgo medio.

Estados Unidos se encontraba en el lugar 30 después de las enormes pérdidas económicas provocadas por huracanes, como Katrina en el 2005. China, donde el terremoto de Shichuan dejó cerca de 90.000 personas muertas en el 2008, ocupaba el puesto 26.

"Katrina le costó a Estados Unidos US$45.000 millones, mientras que el Gobierno chino estimó el costo del terremoto del 2008 en Sichuan en US$123.000 millones", dijo la analista ambiental del Maplecroft Anna Moss en un comunicado. Al medir según porcentaje del Producto Interno Bruto, los países en desarrollo son los más expuestos.

El panel de científicos de la ONU sobre clima dice que el calentamiento global, provocado por el aumento de gases de efecto invernadero provenientes principalmente de la quema de combustibles fósiles, conllevará desertificación, inundaciones, olas de calor, tormentas y deslaves más poderosos.

El índice se basa en una base de datos internacional de desastres EM-DAT con base en Bélgica, junto a pérdidas económicas como porcentajes del PIB, con factores adicionales como muertes y frecuencias de los desastres.

"Las empresas (...) deben estar al tanto de los posibles impactos", dijo Moss, para ayudar a la preparación ante los desastres, proteger a su personal y sus inversiones.

Los países que enfrentan una baja frecuencia de desastres naturales y bajos riesgos económicos, incluyen a Irak, Kuwait y Finlandia.

Datos regionales. En el informe se indica que siete países se clasifican en "riesgo extremo": Haití (1), Mozambique (2), Honduras (3), Vanuatu (4), Zimbabwe (5), El Salvador (6) y Nicaragua (7 ).

También países industrializados muestran altos riesgos como Italia (18), Japón (23), China (25), EE.UU. (29), España (37) y Francia (48) las que figuras en alto riesgo.

En el mapa elaborado por Maplecroft, entre las naciones de la región que figuran en la clasificación de “Alto Riesgo” se encuentran Argentina, Bolivia, Ecuador, Venezuela y México.

Chile, Perú y Colombia aparecen entre los países con riesgo medio.

Brasil se anota entre las naciones con bajo riesgo. 

(Con información de Reuters)