Santo Domingo. Autoridades sanitarias de Haití reportaron la existencia de 632 casos de fiebre chikungunya en el país, una semana después de haberse confirmado oficialmente la presencia de la enfermedad en territorio haitiano.

La ministra haitiana de Salud, Florence Duperval Guillaume, dijo en una rueda de prensa en Puerto Príncipe que el mal ha sido confirmado en ocho de los diez departamentos, siendo el del Noreste y el de Grand Anse los únicos en los que no se han registrado casos de ckikungunya.

El gobierno de Haití anunció el martes de la semana pasada una serie de acciones para enfrentar un brote confirmado de fiebre chikungunya en el occidente del país.

Según la funcionaria, la respuesta del Ministerio de Salud girará en torno a un plan de acción de cuatro ejes principales: difusión, formación, control del vector que produce el mal y la promoción de campañas de sensibilización entre la ciudadanía.

La fiebre chikungunya es una enfermedad viral que se contagia a través del mosquito Aedes aegypti, y por otro llamado Aedes Albopictus. Es similar al dengue, pero a diferencia del primero produce dolores articulares y musculares más intensos y es de baja mortalidad.

Los síntomas aparecen entre cuatro y siete días después de la picadura del mosquito infectado, y la mayoría de los signos clínicos duran de tres a diez días, aunque el dolor articular puede persistir por más tiempo, según la Agencia de Salud Pública del Caribe.

Los primeros casos en la región fueron reportados el pasaso mes de diciembre en Martinica y San Martín (en el Caribe oriental), cuando la Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió una alerta epidemiológica para toda la región.