Puerto Príncipe. Molestos sobrevivientes del terremoto en Haití interrumpieron este jueves un intento por evacuar un campamento mientras la tormenta tropical Tomas se encaminaba al país caribeño, que lidia con una epidemia de cólera y la destrucción dejada por el sismo.

Se prevé que Tomas llegará a Haití en la noche de este jueves, azotando las tierras ampliamente deforestadas con grandes olas y lluvias torrenciales de hasta 25 a 38 centímetros en algunas zonas.

Un esfuerzo por sacar a unas 2.000 personas de Corail, un campamento expuesto afuera de Puerto Príncipe y levantado por Naciones Unidas y grupos humanitarios para sobrevivientes sin hogar, fue obstruido por moradores preocupados de que las autoridades intentaran sacarlos permanentemente del refugio.

Más de 100 jóvenes rompieron mesas puestas por trabajadores humanitarios para procesar las evacuaciones del campamento, que alberga a unas 7.700 personas y se ubica en la base de varias colinas fuera de la destrozada capital haitiana.

Los trabajadores humanitarios dijeron que la ubicación del campamento en la confluencia de varios afluentes le hace particularmente vulnerable a las inundaciones.

"Estamos molestos porque no nos han dicho hacia dónde vamos", dijo Domarcand Fenel, jefe de un comité de residentes del campamento. "La gente cree que quieren expulsarnos", añadió.

Cerca de 1,3 millones de sobrevivientes del sismo del 12 de enero, que cobró la vida de más de un cuarto de millón de personas en la nación más pobre del hemisferio, siguen viviendo en campamentos improvisados en lugares abiertos de la capital.

"El gran temor es por las personas en montañas expuestas. Estas personas están en mayor riesgo de deslaves e inundaciones copiosas", dijo Leonard Doyle, portavoz de la Organización Internacional para la Migración, refiriéndose a los residentes de Corail.

Se espera que Tomas provoque grandes olas, fuertes lluvias y posibles inundaciones y deslaves en el montañoso Haití, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

A las 1500 GMT, el CNH dijo que Tomas tenía vientos sostenidos de 77 kilómetros por hora y se encontraba a unos 475 kilómetros al oeste-suroeste de Puerto Príncipe.