París. Libia está en conversaciones directas e indirectas con los rebeldes que intentan derrocar a Muammar Gaddafi, dijo la hija del líder libio, pese a que la oposición con sede en Bengasi descartó seguir teniendo contacto con Trípoli.

Aisha Gaddafi destacó a la televisión francesa en una entrevista transmitida el jueves que su padre -que es objeto de una orden de arresto de la Corte Penal Internacional- era un guía para el pueblo libio y que no tenía ninguna razón para abandonar el país.

"Hay negociaciones directas e indirectas, y debemos detener el derramamiento de sangre en Libia", dijo la hija del líder en una conversación a través de un intérprete en un hotel de Trípoli.

"Y por eso estamos dispuestos a aliarnos con el diablo, y eso es con los rebeldes armados", dijo la abogada de 35 años a la cadena de televisión France 2. No está claro si la entrevista era grabada.

Los rebeldes dijeron la semana pasada que tuvieron contacto con el gobierno de Gaddafi. Sin embargo, la orden de detención emitida este lunes por la CPI para el líder y su hijo Saif al-Islam cerró la puerta a las conversaciones, señaló este miércoles el portavoz rebelde Mahmoud Shammam.